JUAN MARCH ORDINAS: LA DESMEMORIA CONVENIENTE

Es curioso, Joan March Ordinas (1880-1962), fue un banquero malorquín por llamarlo de alguna manera, que se dedicó al contrabando de armas (incluso con Marruecos cuando estaba en guerra con España), al contrabando de tabaco, estafador de compañías aseguradoras, se le considera sospechoso de haber asesinado al hijo de su socio, de haber eliminado a la “competencia” contrabandista , de tener sobornados a la práctica totalidad de los carabineros de la isla de Mallorca y de muchas otras “obras y milagros”, como haber jugado a dos barajas durante las dos guerras mundiales… En su propio pueblo natal reniegan de él aún hoy.

Muchos libros se le han dedicado… Hasta en la Rusia comunista, para aprender castellano, se usaba una biografía de tan repugnante capitalista, como ejemplo aversivo.

Montó empresas, subvencionó un periódico, sobornó a todo el que pudo y se dejó, montó una naviera y en 1926 una banca, la Banca March que aún perdura… Como consecuencia de todas estas actuaciones Francesc Cambó dijo de él que era “el último pirata del Mediterráneo”.

Pero el tema por el que les comento a tal vomitivo personaje no es para hacer una biografía del mismo, ya hay muchas publicadas… Es por señalar una inconsistencia, una desmemoria de los de la “Ley de memoria histórica” y adláteres…

Resulta que este personaje de la historia, dato que se suele omitir, en el año 1918 ofreció al partido socialista de Mallorca la construcción de un edificio, “Casa del Pueblo”, y éstos aceptaron gustosos la finaciación capitalista, inaugurándose en 1924. Fue considerada la mejor sede obrera de toda España. Durante la Guerra Civil fue ocupada por “La Falange” y durante el franquismo se utilizó durante 35 años como centro de formación profesional. En abril de 1923 fue elegido diputado el “benefactor” a Cortes por Mallorca por Izquierda Liberal, de Santiago Alba Bonifaz, sí, de la izquierda…

Establecida la Segunda República en 1931, se inició una investigación de un año sobre sus actividades irregulares. El ministro de Hacienda Jaime Carner llegó a la conclusión siguiente en un famoso discurso: “O la República somete a March, o March someterá a la República”. Fue detenido, siendo acusado de colaboración con la dictadura y de contrabando.

Finalmente, fue encarcelado en junio de 1932 en la cárcel Modelo de Madrid acusado de llevar a cabo actividades económicas irregulares. En 1933 fue trasladado a la cárcel de Alcalá de Henares de la que se fugó sobornando al oficial de guardia y marchó al extranjero.

Reelegido diputado en febrero de 1936, March fue uno de los principales financieros de la sublevación de 1936. De hecho fue quien pagó el alquiler del Dragón Rapide, el avión, que trasladó al general Franco desde Canarias a Marruecos a fin de tomar el mando del Ejército de África. Mediante su influencia, los sublevados obtuvieron el apoyo de muchos indecisos. March puso a disposición de los sublevados millones de pesetas, financió el primer puente aéreo militar de la historia, por el que se trasladaron de África a Sevilla las unidades de élite -mediante aviones alemanes Junkers Ju 52- con lo cual se plantaron casi a las puertas de Madrid en poco tiempo, a la vez que atacaban Extremadura adueñándose rápidamente de Badajoz.

Cabe aquí también citar su transferencia de recursos a bancos de Roma, junto a los de Manuel Salas y otros acaudalados mallorquines, para conseguir aviones italianos que irrumpen en el frente de Porto Cristo (Mallorca) a fin de frenar el desembarco republicano (agosto-septiembre de 1936). Validados los pagos y a bordo del vapor italiano Morandi, llegan en la última semana de agosto al puerto de Palma -desmontados- los primeros cazas que desde el aerodrómo de Son Bonet y del incipiente de Son San Juan, atacarían a los invasores, forzando su retirada el 4 de septiembre. “Su isla” quedaba a salvo.

Algunos cronistas coinciden en que estos hechos iniciales constituyen la verdadera, ágil y efectiva contribución de Juan March en la primera fase de la Guerra y sin la que los sublevados no habrían conseguido cierto éxito. Este período coincide en el tiempo con la vigencia de la Junta de Defensa Nacional de España (24 de julio al 30 de septiembre de 1936) por lo que atribuir a March la financiación de la totalidad del esfuerzo bélico no sería disparatado pero sí, quizás, exagerado.

Curiosamente José Antonio Primo de Rivera, ya saben… aquel fascista que usaba gomina y fue fusilado por los “buenos” y del que pronto se hicieron desaparecer calles, monumentos y recuerdos, parece que dijo en 1936:

Uno de los primeros actos del gobierno de la Falange, será colgar al contrabandista multimillonario Joan March”

Sea como fuera, y si han tenido la paciencia de leer hasta aquí, alguien, quizás, me podría explicar el motivo por el que un tipejo de tal calaña como March, que financió a socialistas y luego fue fundamental para el alzamiento franquista, sigue ostentando el honor de que la principal avenida de Palma de Mallorca lleve su nombre hasta la fecha y de que nadie haya pedido sea eliminado en nombre de la famosa Ley de Memoria Histórica por golpista…

En Palma de Mallorca han ido cayendo en estos años absolutamente todos los monumentos, o nombres de calles considerados “franquistas” con una inquina detallada y exahustiva. Pero, es curioso, la banca manda, el de Juan March Ordinas se mantiene y los de la “Memoria Histórica” nada dicen…

Poderoso caballero es don Dinero, decía uno de nuestros clásicos…

E. CONNOLLY

 


 

El magnate del silencio

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/03/08/baleares/1362746009.html

 

CON1

 

Be Sociable, Share!

    1 thought on “JUAN MARCH ORDINAS: LA DESMEMORIA CONVENIENTE

    1. Muy buen artículo. Conocía la historia de este funesto personaje pero no con tanto detalle. Me queda la duda si es verídica la frase de José Antonio. Saludos

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate