KALI YUGA, APOCALIPSIS, ETCÉTERA…

Los mutantes reclaman sus derechos en las calles. Debe haber un código de derecho mutante, pero lo desconozco.

En las oficinas de la administración, hay gente esperando la muerte. Para ciertas dolencias no existen hospitales. Para las demás tampoco, o es necesario atravesar una negra muralla de inmigrantes.

“Sólo nos salvará la poesía o el fuego” dijo Ernst Jünger. No veo mucha poesía por aquí, de modo que la opción es clara.

Caminamos tensos mirando para todas partes, en especial cuando anochece. Dentro de poco van a restringir aún más la tenencia legítima de armas de fuego. Los buenos ciudadanos serán como esos patitos de los viejos parques de diversiones, siempre esperando el disparo. O se convertirán en delincuentes para el estado.

Los habitantes que todavía están lúcidos van siendo aislados, o se los declara insanos ni bien abren la boca.

La consciencia es una comunidad de población muy escasa.

La poesía y la guerra subyacen en algún lugar secreto. El que no lo busque, formará parte del innumerable ejército de la oscuridad. El que lo encuentre, será abatido sin miramientos. Y sin embargo no dejamos de buscar.

JUAN PABLO VITALI

 

VIT

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate