Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

LA ABEJA MAYA: UN ORIGEN NACIONAL SOCIALISTA

 

De la misma forma que casi nadie sabe que la marca ’Fanta’ es alemana de la época Nacionalsocialista, tampoco se dice nunca que ‘La Abeja Maya’ fue creada por un nacionalsocialista.

Podemos en principio leer en internet:
Waldemar Bonsels, escritor alemán, nacido el 21 de febrero de 1880 en Ahrensburg y fallecido el 31 de julio de 1952 en Ambach. Conocido especialmente por ser el escritor de las aventuras de la abeja Maya.

Waldemar Bonsels escribió solo un libro infantil La abeja Maya. “Personas en el cielo” (Himmelsvolk) no es un libro infantil propiamente dicho, pero tiene mucho de profundidad mística y trata la relación de toda la creación con Dios. Hay un número de novelas e historias cortas que hablan del amor de Eros y del máximo nivel divino del amor, en el espíritu del romanticismo con la relación entre hombre y naturaleza en una vida simple y una civilización moderna, su obra también incluye novelas históricas del tiempo de Jesús (Der Grieche Dositos). Viajó por Europa y Asia. Fruto de estos viajes es su obra Viaje a la India (Indienfahrt).

Ciertamente el creador de la serie la Abeja Maya fue Waldemar Bonsels, que era un gran seguidor de Adolf Hitler. La serie original que creó se llamaba Die abenteuer der biene Maja (Las aventuras de la abeja Maya).
La serie animada estaba producida por las antiguas potencias del eje: Japón, Austria y Alemania.

Al terminar la guerra, Bonsels fue sometido a un proceso de “desnazificación” y se le prohibió publicar en las zonas de ocupación británica y estadounidense, muy típico de las democracias.

Las aventuras de Maya, la joven abeja inquieta y curiosa que es enviada por la reina de su colmena a buscar polen y en sus excursiones conoce a insectos como Willi el zángano, el saltamontes Flip, la araña Tecla, la mosca Puck y el abnegado escarabajo Kurt, entre otros, evocan el recuerdo de un mensaje de tolerancia y paz entre las especies. La abeja Maya fue uno de los libros más leídos por los soldados alemanes en el frente durante la Segunda Guerra Mundial, y de los más vendidos durante el III Reich.

La abeja Maya estimulaba a los jóvenes la curiosidad hacia los insectos campestres que podía encontrar en el pueblo donde pasaban los veranos.

Por todo ello lo que se dice de esta preciosa creación es una auténtica barbaridad por parte de esos anti nazis de pacotilla. Se pueden leer cosas alucinantes:
“Se induce a creer que la serie era para animar a matar o hacer apología de regímenes totalitarios (por hablar de abejas en la colmena que tienen un orden jerárquico y se defienden de las avispas).

Además, la protagonista es rubia, aria y con los ojos azules, como el resto de abejas, y vive en una colmena que vive bajo un régimen totalitario cuya reina les dirige en tono militarista contra las avispas, el enemigo”.
La colmena donde vivía resulta que representaba el ideal nazi de una sociedad organizada y totalitaria, y absolutamente racista, donde se despreciaba a las avispas, que representaban a todas las demás razas del mundo.

Se acusa por parte de ‘un investigador’ alemán sobre el antisemitismo que el ataque a los insumisos (zánganos), el tono militarista y beligerante contra el enemigo (las avispas), y el racismo contra estas, unido a que la máxima malvada de la función era la araña Tecla, roja, con nariz grande, que tocaba el violín y que hasta se cubría la cabeza como las mujeres judías.

Incluso inducen ese cuento: Existen estudios que demuestran que el polen que transportaban las abejas visto con microscopio tiene forma de esvástica.
Y por supuesto piden oficialmente que no se reproduzca más esa serie.

Lo más curioso es que Maya es todo lo contrario y muestra como el NS no tenía esas manías que le achacan los demócratas y comunistas:
La abeja Maya era un personaje alocado, sin prejuicios a la hora de conocer a los demás, para poder ver el mundo con sus propios ojos, se hace amiga de saltamontes, de Willy en ‘zángano’, ayuda a todos, y se defiende de los enemigos que la atacan pero nunca ataca a nadie por su cuenta.

Realmente era una producción Nacionalsocialista.

R. BAU

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies