BAJO LA ARENA (LAND OF MINE)

El próximo sábado 17 se emitirá en la 2 de TVE la película danesa “Bajo la arena” (2015). No se trata de una ficción a la que nos tiene acostumbrados el cine bélico realizado tras la derrota alemana de 1945 hasta la actualidad, sino que en este caso ni siquiera podría catalogarse exactamente como bélica esta película. Se trata de la reconstrucción de hechos reales padecidos por los soldados prisioneros alemanes tras la rendición.

Al término de la guerra, en mayo de 1945, Dinamarca utilizó a 20.000 prisioneros alemanes. Éstos eran chicos jovencísimos que aún no habían cumplido su mayoría de edad, que tuvieron que retirar este material  mortífero y mutilador de sus playas, sin que los daneses tuvieran ningún miramiento por su salvaguardia.

Era una actividad tremendamente peligrosa, que requería un alto grado de entrenamiento y profesionalización. Y fue realizada por unos inexpertos y aterrorizados soldados, casi niños, sin las más mínimas medidas de seguridad, en un entorno tremendamente hostil de maltrato físico y psicológico.

Se trata de una dramática y terrible historia que cuenta este trágico episodio que apenas aparece mencionado en los libros y que la historia ha ocultado durante la última mitad del siglo XX, firmada por el realizador danés Martin Zandvliet. Un tema tabú y desconocido, como tantos otros perpetrados por los “buenos” que ganaron la II Guerra Mundial y que han impuesto la verdad oficial a base de falseamiento, censura y represión sobre quienes no se pliegan a esa “verdad”.

Resultan curiosas las declaraciones del cineasta danés en una entrevista:

–Tardé mucho tiempo en escribir el primer borrador del guión y también logré una versión donde se morían todos los adolescentes, era más realista, pero cambié eso porque necesitaba cierta esperanza, que la vida fuera más bella, entonces, finalmente salvé a algunos de los niños.

¿En Dinamarca y Alemania hablan de esa situación que hubo con esos jóvenes?, parece que fueron más de 20 mil y sólo la mitad regresó a su hogar.

–No se conocía. En los medios se ofrecen muchas historias de si fue verdad, si deben pedirse disculpas, ha habido muchos debates. Aunque se han escrito notas periodísticas y hubo un pequeño documental antes de mi historia, no se enfocan totalmente a los niños, por eso tuve que investigar mucho. Había leído un poco sobre el tópico por interés personal, me gusta leer sobre la Segunda Guerra Mundial, cuando me di cuenta que designaron a niños, fui al cementerio en la costa danesa y ahí decidí crear un largometraje, pero de eso nadie contaba nada públicamente, ni siquiera en Alemania se sabía.

Una película tristísima, pero recomendable en cuanto pone en evidencia un episodio brutal (uno de tantos) perpetrado del modo más cruel por los vencedores, adalides de la libertad y la democracia, sobre los vencidos.

Otro crimen de “los buenos”.

LUIS M.

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate