Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

LA BOMBERA

 

Acudí a Urgencias y una celadora me remolcó sobre una sillita de ruedas hasta el box. Allí, dos médicas hicieron las primeras valoraciones y tras una exploración fue requerida la cirujana de guardia (que acudieron dos) y éstas, además, a una enfermera. En un momento dado me encontraba rodeado en aquella habitación de 6 excelentes profesionales, todos mujeres.

A pesar de que el asunto no pintara bien, no pude evitar bromista comentar: “viva la paridad”. Se hizo un breve silencio roto por la cirujana más joven que contestó certera: “¡oiga, que estudien más los chicos!”.

Exactamente.

Cualquier trabajo debe ser ocupado por aquellas personas que mayor capacidad demuestren para su desempeño.

Esa precisamente y no otra, es la igualdad.

El porcentaje de señoras en la sanidad, la enseñanza o la judicatura -por citar algunos ejemplos- supera con creces al de varones. Y con total seguridad, merecidamente.

¿Les parecería justo que en nombre de la celebrada paridad un amplio porcentaje de hombres menos capacitados arrebataran plazas a las mujeres que las ganaron?.

Hace poco más de un año, el ayuntamiento de San Sebastián sacaba una oferta de empleo público de 20 plazas de bombero acompañando la convocatoria de un curioso video-clip incentivando la participación femenina.

Y digo curioso porque entre las cualidades que el Ayuntamiento destacaba para ser bombera estaban: sensible, segura, hábil, generosa, activa, audaz… cual si se tratara de recitar poesía.

Para optar a las citadas plazas, se estableció un concurso oposición con pruebas adaptadas a cada sexo… como si un incendio o un rescate entendieran de equiparación o de porcentualidad de fuerzas.

Yo no sé ustedes, pero personalmente si mi casa está en llamas y me encuentro asfixiado y sin reacción por el efecto del humo, prefiero ver entrar por la ventana a uno de aquellos mozos de los calendarios que a Miss Bombera, llámenme tonto.

Algunos asuntos se nos están yendo de las manos y la estupidez supera cualquier sentido común.

La semana pasada y en la rueda de prensa de presentación de un torneo, Nadal, posiblemente el mejor deportista de la historia de España, era requerido por un periodista con una cuestión trascendental: la brecha salarial entre hombres y mujeres en el tenis profesional.

Rafa respondió con la inteligencia que a él le sobra, que es tanta cOmo la que falta al periodista: oiga, y de la brecha salarial entre una top model y un modelo masculino ¿cuándo vamos a hablar?.

Fin de la tontería.

LARREA   MAY/2019


Nadal: «¿Por qué ganan más las mujeres que los hombres en la moda?»

El español, preguntado por las diferencias salariales en el tenis, defiende que se cobre por la calidad del trabajo y no por el sexo

https://www.abc.es/deportes/tenis/abci-nadal-ganan-mas-mujeres-hombres-moda-201905071434_noticia.html

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate