LA CONDENA UNÁNIME

Hay dos escenas impagables en “Wag the dog” (estrenada aquí “La cortina de humo”).
En una de ellas De Niro (que hace el papel de Asesor Presidencial con un poder ilimitado) es abordado por la CIA:
-Sabe usted tan bien como yo que no hay guerra en Albania.
-¿Cómo que no?, lo ha dicho la tele…
En la otra es Hoffman (Realizador del embuste) quien razona consigo mismo:
“¿Por qué va a atacarnos Albania?: porque nos odia, todo el mundo odia a EEUU, pero ¿qué amenaza representa para nosotros que justifique una intervención?… ¡ya lo tengo!: tienen La Bomba. Aunque Albania no tiene La Bomba… ¡ya está!: tienen una Maleta Bomba y la han introducido en Canadá, ¿he dicho yo esto?, ¡es genial!”.
La verdad es que te tronchas con la peli.

La primera víctima de la guerra es la verdad, según dicen. Lo que nadie dice es que la mejor arma, es la propaganda.
En el conflicto ruso-ucraniano hay una sospechosa unanimidad por parte del “mundo libre” en mostrar la maldad enfermiza que impulsa los actos del Presidente ruso.
De hecho, políticos y prensa enfatizan en que se trata de “la Guerra de Putin”, que no de Rusia, porque tras la hipotética caída del tirano y la instalación de un gobierno “más amable”, habrá que llegar a acuerdos con Moscú para el establecimiento de un monopolio definitivo en el primer mercado del mundo, que es la energía.

El asunto se venderá fácil, ya estoy viendo los titulares: “La democracia llega a Rusia”, entre banderas de los “colectivos” allí proscritos (y detestados) junto a las populares ofertas del payaso Ronald McDonald.
Se venderá fácil decíamos… siempre y cuando caiga Putin, y eso amigos está por ver.
Pasada la fase alcanzada a golpe de noticiero de “guerra injusta”, entramos de lleno en la segunda fase: “crímenes contra la humanidad”, que aún siendo una acusación florida de múltiples interjecciones hay que reconocer que tiene la capacidad de estirarse como chicle.
De Perogrullo: las guerras se ganan matando gente y demoliendo el habitat del adversario.
Es posible, incluso es fácil, que los 2 o 3 cientos de cadáveres maniatados y encontrados en sótanos hayan sido víctimas de las fuerzas de ocupación rusas. Aunque también es posible que hayan sido abandonados intencionadamente allí… la principal arma de un conflicto es la propaganda.

Me viene a la cabeza -así a vuela pluma- cuando en 1936 tras la evidencia del genocidio desatado en la retaguardia de Madrid, el Gobierno de la República comenzara su contraofensiva propagandística hablando de matanzas en Badajoz, e incluso tras derribar sobre Pastrana un vuelo diplomático con pruebas concluyentes del genocidio de Paracuellos requirió a Max Aub para que convenciera a Picasso (previo pago de una fortuna) de que su “Muerte de Ignacio Sánchez Mejías” terminara exponiéndose en París como “Guernica”.

Desde Nuremberg, tan sólo Serbia ha sido juzgada por los delitos que se acusa a Putin, y miren que han llovido ostias.
Sabra y Chatila… Ariel Sharon fue “severamente” reprendido por la ONU.
Y eso que allí no había duda de si los cadáveres palestinos estaban muertos o no.

El crecimiento vegetativo de nuestra sociedad se nutre desde hace décadas de mocosos blandengues nacidos con pulserita “all inclusive”, versados en nada y eruditos de todo, que ignorando la historia que los trajo hasta el onanismo actual aborrecen de los uniformes, los muros y las fronteras. Su única beligerancia es con el Cambio Climático y su único camino “la paz”…
Imbéciles.

Siento una profunda tristeza por nuestros nietos… por esa ingenuidad que los devolverá a Siervos de la Gleba.
No sé -ni quizás nunca sabremos- qué pasó en Bucha, Irpen, y villorrios aledaños que están por llegar. Pero sí sé que aquella nación que quiera defender su integridad, patrimonio, y modelo social, ha de aprender a defenderse.
Y si no, está muerta.
A pesar de las “Condenas Unánimes”.

LARREA  ABR/2022

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate