LA CONQUISTA DEL ESTADO, UNA CONSIGNA POR CUMPLIR

Las Naciones agotadas por haberse vaciado en una Misión Histórica, entregadas al pesimismo histórico, que han renunciado a jugar un papel protagónico en el Concierto de las Naciones, terminan por hacer suyas causas ajenas enfrentadas en los grandes conflictos internacionales.

Ese es el caso de España, dividida entre germanófilos y francófilos en la Guerra Franco-Prusiana, o entre Germanófilos y Anglófilos en la IGM. El enlace, que se acompaña -una secuencia de la película ‘Novio a la vista’ (1954), ambientada en la Europa de 1918-, muestra, con la genialidad de Luis García Berlanga, esta división.

La aparición de La Conquista del Estado, de las JONS y de Falange Española, cambió esa mentalidad pasiva. La misión de las Juventudes de España era devolverle al Pueblo Español la Voluntad Nacional. La Cruzada de Liberación Nacional y el Nuevo Estado fueron la cosecha de esa Voluntad.

Los últimos cincuenta años han consistido en desandar el camino recorrido. Hoy, ya ni siquiera preocupan a los españoles los Bloques internacionales. Ahora, se dividen entre partidarios de Marlaska -la Izquierda pijoprogre- y partidarios de Pérez de los Cobos -los patriotillas de hojalata-.

Volvamos a las fuentes, Ramiro Ledesma y las JONS, y recuperaremos la Voluntad Nacional. El camino no son las elecciones en el marco de un Régimen político podrido, como es el R78. El camino es la República Social.

PEDRO PABLO PEÑA

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate