LA CRIBA DEL REY

Nuestro andar se ha visto en un tropiezo de días extraños, parece que el tiempo se haya encontrado aturdido en un espacio que marca un nuevo ritmo. Una variación inesperada de nuestro Mando nos hace marchar en pelotón hacía un nuevo rumbo. Itinerario desesperado de quietud que agudiza nuestra atención hacía un incierto horizonte.

Se augura en el aire un peligro invisible que corta la respiración y, en esta quietud, se escucha lo que ya sabíamos inevitable. Décadas de prepotencia disparatada, de lastres vanos, de excesos confiados que nos hicieron sordos y ciegos a nuestro deber que hoy nos presenta la factura de una justa deuda.

Ya nada será igual, pero llegó el momento de ser nosotros mismos, las máscaras caen y reconocemos luz y oscuridad con una claridad inaudita hasta hoy. Tal vez, aún aturdidos, no logramos enfocar del todo esa imagen que no deja espacio a la duda, conocemos sin saber y recordamos todo en un instante.

Bien y mal se dibujan el uno al otro en éste podrido y antiguo juego de apariencias, pero empezamos reconocer la mano oculta en la sombra, ahora descubierta de su velo cosido con hilos que trenzan fetiches de discordia.

Apestados por un hedor conocido que hoy supura, pero ya conocido para los olfatos más afinados. No, no eran manías de cuerpos con finas pieles que no dejan broncear sus instintos con falsos ídolos, más bien el aviso de la criba esperada por la simiente ansiosa de morir y temida por la paja de la hueca resistencia..

FUERZA HONOR Y TRADICIÓN

Toni García

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate