Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

LA CUNDA

Siguiendo con la hoja de ruta que colocó a Sánchez en la Presidencia de España, los golpistas han comenzado a ser trasladados a prisiones de Cataluña.
Es todo tan obvio, tan sucio… y son tan falsos los argumentos esgrimidos acerca del “derecho del detenido a la proximidad familiar” que no nos extenderemos en los comentarios.

Si tienen alguna duda, pregunten a cualquier penado: el Centro de cumplimiento se asigna casi en una tómbola.
Solo cuando el reo va a acceder al Tercer Grado penitenciario, es trasladado cerca de su entorno familiar con el fin de ir ajustando su vida social y laboral.
Entre tanto, las “Cundas” son una de las situaciones más odiadas por cualquier preso porque, cuando crees tener más o menos organizada la vida, sin previo aviso te dicen: “recoja sus cosas, a las 5 a.m. se va de conducción” .
Y no se viaja en primera, precisamente.
Ni en turista tampoco.
“Rapidez” tampoco sería un adjetivo a tener en cuenta.

No, no voy a hablar de los golpistas, les prometía… pero a cambio les contaré una buena anécdota de un camarada por el que siento una devota admiración.
Por no decir su nombre le llamaremos -por decir algo- “Peña”.

Estaba Peña razonablemente instalado cuando, un buen día, le comunican un inesperado traslado:
“Peña, recoja sus bártulos que de madrugada sale de cunda”.
A la mañana siguiente, el bueno de Peña espera en la cuerda de presos ser subido al autobús.
En ese momento un teniente -teniente- de la Guardia Civil -de la Guardia Civil- observa que el reo Peña exhibe, en la abultada mochila donde porta todo lo que posee, un curioso escudo con una svástika en el centro.
El picoleto indignado le ordenó que la arrancara, a lo que Peña se negó.
Entonces le dijo: “se lo exijo porque ese símbolo es anticonstitucional”.
Peña le miró con sonrisa burlona y comentó “¿pero tu por qué coño te crees que estoy aquí?”.
El tenientillo desairado, hizo despertar al Director del Centro para mostrarle la “monstruosidad” del penado y comunicarle que no lo iba a subir “en su autobús”.
Peña se partía la caja.
El Director le dijo que desde que el preso cruzó el rastrillo, el problema era de él. Así que… que hiciera lo que creyera más conveniente y se volvió tranquilamente al catre.
Y Pedro Pablo Peña viajó con su mochila.
Y su escudo.

¿En la cárcel y con miedo?… ¡siempre nos quedará el honor!.
El mismo honor que desconoce Pedro Sánchez.

LARREA    JUN/2018


 

El Gobierno inicia el traslado de los presos días antes de la cita con Torra

Junqueras, Romeva, Cuixart, Sánchez, Bassa y Forcadell ingresarán en cárceles catalanas entre el miércoles y el jueves, según confirma Instituciones Penitenciarias

https://politica.elpais.com/politica/2018/07/02/actualidad/1530539803_372367.html

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies