LA DOCTRINA DEL ESTADO CORPORATIVO. EDUARDO AUNÓS

 

“El Estado corporativo descansa sobre el pueblo organizado en entidades locales. Al igual que el estado liberal proclama el ” derecho ” de los individuos, la base esencial del Estado Corporativo es la función de los mismos, de donde se infiere que su exigencia primaria es el ” deber social del trabajo “. Cada individuo está obligado a desempeñar la función para la cual sea apto, en beneficio de la colectividad y por ese motivo forma parte obligatoria de la organización corporativa correspondiente.
Este principio excluye la ficticia libertad del Estado democrático; […] establece la disciplina social y el respeto a las jerarquías que se derivan de la preeminencia en las tareas productivas y supone, por lo tanto, un Estado Fuerte, con suficiente autoridad para cumplir sus amplísimos fines.”

Eduardo Aunós en “La Reforma Corporativa del Estado”, 1935

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies