LA ESCLAVITUD DE LA QUE NO SE HABLA

Nadie con una escala de valores digna puede estar a favor de la esclavitud. Eso queda fuera de discusión. Pero sobre manera se ha usado esta tremenda lacra histórica para cargar tintas sobre la responsabilidad de los europeos como opresora de los nativos africanos. Si bien esto ya de por sí es un error histórico, pues no eran europeos los principales traficantes de esclavos, queda por mencionar cierta “esclavitud” blanca olvidada, la irlandesa…

Poco sabido es que tanto el rey James II como Carlos I realizaron un continuo esfuerzo para esclavizar a los irlandeses. Quien llevó esta práctica a una forma permanente de comercio, fue el llamado ”Lord Protector” Oliver Cromwell.

El comercio de esclavos irlandeses comenzó cuando James II vendió 30.000 prisioneros irlandeses como esclavos al Nuevo Mundo. Su Proclamación de 1625 requirió enviar presos políticos irlandeses al extranjero y los vendió a los colonos ingleses en las Indias Occidentales.

A mediados del siglo XVII, los irlandeses fueron los principales esclavos vendidos a Antigua y Montserrat. En ese momento, el 70% de la población total de Montserrat eran esclavos irlandeses.

Irlanda se convirtió rápidamente en la mayor fuente de ganado humano para los comerciantes ingleses. La mayoría de los primeros esclavos al Nuevo Mundo eran en realidad blancos, por no mencionar los que se enviaron a Australia….

De 1641 a 1652, más de 500.000 irlandeses fueron asesinados por los ingleses y otros 300.000 fueron vendidos como esclavos. La población de Irlanda cayó desde alrededor de 1.500.000 a 600.000 en una sola década.

Las familias fueron destrozadas pues los británicos no permitieron a los padres irlandeses llevar con ellos a sus esposas e hijos a través del Atlántico. Esto dejó a una población indefensa de mujeres y niños sin hogar. La solución de Gran Bretaña fue subastarlos también.

Durante la década de 1650, más de 100.000 niños irlandeses entre los 10 y 14 años fueron quitados a sus padres y vendidos como esclavos en las Indias Occidentales, en Virginia y Nueva Inglaterra. En esta década, 52.000 irlandeses (en su mayoría mujeres y niños) fueron vendidos a Barbados y Virginia.

Otros 30.000 hombres y mujeres irlandeses también fueron transportados y vendidos al mejor postor. En 1656, Cromwell ordenó que 2.000 niños irlandeses fueran llevados a Jamaica y vendidos como esclavos de los colonos ingleses.

Muchas personas hoy en día evitan llamar a los esclavos irlandeses lo que realmente eran: Esclavos. Ellos acudirán a términos como “sirvientes” para describir lo que les ocurrió a los irlandeses. Sin embargo, en la mayoría de los casos a partir de los siglos XVII y XVIII, los esclavos irlandeses no eran más que ganado humano. La negación del esclavismo irlandés por algunos sectores de historiadores, obedece a una clara intención de restringir este concepto exclusivamente a las personas de raza negra, pero la verdad histórica es irrefutable.

A modo de ejemplo, el tráfico de esclavos africanos estaba recién comenzando durante este mismo período. Es bien sabido que los esclavos africanos, no contaminados con la mancha de la odiada teología católica, eran más caros de comprar ya menudo se los trataba mucho mejor que sus homólogos irlandeses. Así que imaginen como trataban a los irlandeses.

Los esclavos africanos eran muy caros a finales del siglo XVII (50 libras esterlinas). Los esclavos irlandeses resultaban baratos (no más de 5 libras esterlinas). Si un plantador azotaba, marcaba o golpeaba a un esclavo irlandés hasta la muerte, nunca era un crimen. Una muerte era un revés monetario, pero mucho más barato que matar a un africano más caro.

Los patrones ingleses rápidamente comenzaron a criar las mujeres irlandesas, tanto para su propio placer personal como para un mayor beneficio. Los hijos de los esclavos eran a su vez esclavos, lo que incrementaba el tamaño de la fuerza de trabajo gratuita del amo.

Incluso si una mujer irlandesa obtenía de alguna manera su libertad, sus hijos seguirían siendo esclavos de su amo. Por lo tanto, las madres irlandesas, aunque encontraran esa nueva emancipación, rara vez abandonaban a sus hijos y se mantenían en la servidumbre.

Con el tiempo, los ingleses pensaron en una mejor forma de utilizar estas mujeres para aumentar su cuota de mercado: los colonos comenzaron a criar mujeres y niñas irlandesas (muchas de solo 12 años) con los hombres africanos para producir esclavos con una tez clara. Estos nuevos esclavos “mulatos” lograron un precio más alto que el ganado irlandés y, del mismo modo, permitían a los colonos ahorrar dinero en lugar de comprar nuevos esclavos africanos.

Esta práctica de cría mestiza entre mujeres irlandesas y hombres africanos se prolongó durante varias décadas y estaba tan extendida que, en 1681, se aprobó una ley que “prohíbe la práctica de apareamiento de esclavas irlandesas con esclavos africanos con el fin de producir esclavos para la venta”. En pocas palabras, se detuvo sólo porque interfería con los beneficios de una gran empresa de transporte de esclavos.

Inglaterra continuó embarcando decenas de miles de esclavos irlandeses durante más de un siglo. Los registros indican que, después de la rebelión irlandesa de 1798, miles de esclavos irlandeses fueron vendidos en América y Australia. Hubo abusos horribles tanto de cautivos africanos como de irlandeses. Un barco británico incluso se deshizo de 1.302 esclavos en el Océano Atlántico para que la tripulación tuviera suficiente comida.

No hay duda de que los irlandeses experimentaron los horrores de la esclavitud tanto (si no más, en el siglo XVII) como lo hicieron los africanos. Hay también muy pocas dudas de que esos rostros curtidos, de color marrón claro a que hacían referencia los viajeros que visitaban las Indias Occidentales eran muy probablemente fruto de una combinación de ascendencia africana e irlandesa. En 1839, Gran Bretaña finalmente decidió detener el transporte de esclavos. Mientas que su decisión o impidió a los piratas de hacer lo que deseaban. La nueva ley concluyó este capítulo de una verdadera miseria y pesadilla irlandesa.

Pero si alguien, negro o blanco, cree que la esclavitud era solo una experiencia africana, está completamente equivocado. La esclavitud irlandesa es un asunto digno de recordar, de no borrar de nuestras memorias. Pero, ¿dónde está en nuestras escuelas tratado este tema? ¿Dónde está en los libros de historia? ¿Por qué tan rara vez se discute? ¿Los recuerdos de cientos de miles de víctimas irlandesas no merecen más que una mención de un escritor desconocido? ¿O su historia, como sus amos ingleses pretendían, ha desaparecido por completo, como si nunca hubiera sucedido? Ninguna de las víctimas irlandesas regresó nunca a su tierra natal para describir su terrible experiencia. Estos son los esclavos perdidos; los que el tiempo y los libros de historia convenientemente sesgada olvidaron.

No faltan los que dicen que lo de la “esclavitud irlandesa” no es mas que un mito inventado por “supremacistas blancos” y que todo es una falsedad histórica… Supongo que en breve saldrán leyes prohibiendo hablar de ello…

A servidor, de la pérfida albión, no le sorprende nada, al fin y al cabo dejaron morir de hambre a Irlanda para mejor someterlos…

EL CENIZO

 

https://innisfree1916.wordpress.com/2015/06/23/esclavos-irlandeses-el-mito-conveniente-la-replica/

 

Be Sociable, Share!

    2 thoughts on “LA ESCLAVITUD DE LA QUE NO SE HABLA

    1. Había oído algo sobre el tema pero desconocía los datos. Me parece asombrosamente escandaloso que no se nombre nada en los libros de historia, me refiero claro, a los libros escolares. Hubieron muchos pueblos esclavizados y que no salen en los libros. Un ejemplo son los aborígenes de Canarias, que aún estando prohibido por los Reyes, muchos terratenientes nobles sacaron provecho del negocio enviando a península sobretodo mujeres. El negocio del usureo siempre ronda por todas partes.

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate