LA FRAILA

Se desconocen el nombre y apellidos de esta heroína de la Guerra de Independencia española.
Sabemos que ella y su marido cuidaban la bella ermita de Nuestra Señora de Consolación de Aberturas, un santuario renacentista que albergaba a la patrona de Valdepeñas, y que debido a este oficio la llamaban “La Fraila”.

El 30 de mayo de 1808, las tropas del General Dupont, que avanzaba hacia la Batalla de Bailén, saquearon la ermita, y al día siguiente los vecinos de Valdepeñas decidieron trasladar la Virgen de Consolación a la Iglesia parroquial, conscientes de que en la ermita la imagen corría peligro.
Como la Virgen ya no estaba en el santuario, la Fraila, que había quedado viuda y tenía un hijo adolescente llamado Juan Ramón, dejó la casa familiar y el cuidado de la ermita, trasladándose a vivir al pueblo.

Como en casi todos los pueblos de España, hartos de la dominación francesa, el guerrillero Francisco Abad Moreno “el Chaleco”, formó la guerrilla en Valdepeñas junto a Juan Toledo Araque y Juan Vacas, entre otros, y a la guerrilla se enroló Juan Ramón, el hijo de La Fraila.

En mayo de 1811, cuando la provincia ya estaba ocupada por las tropas francesas, el guerrillero Francisco “Chaleco” evacuó el cantón francés de La Solana (Ciudad Real), produciendo varias bajas a los galos y teniendo la guerrilla española como única baja la del hijo de la Fraila, que fue hecho prisionero por los franceses y después fusilado en una de las tapias en el camino que conduce de Valdepeñas a Villanueva de los Infantes.

La tropa francesa dispersa del Mariscal Soult, compuesta por un centenar de soldados, se acuarteló en la ermita de Nuestra Señora de Consolación.
Tras llegar a oidos de la Fraila el lugar donde se encontraban los franceses, decidió elaborar su venganza y pidió permiso al capitán del destacamento para instalarse de nuevo en la vieja casa familiar.

Concedido el permiso por el capitán, que no sospechaba de los planes de la mujer, y una vez alojada allí, la Fraila llenó la casa de gavillas y paja.
Más tarde se prestó voluntariamente a preparar la comida del destacamento retirado en la ermita, les dio de comer y sirvió vino hasta que la cansada tropa quedó dormida.
Entonces, como venganza por la muerte de su hijo, tranquila y serena, extendió en forma circular alrededor del interior todas las gavillas, paja, vigas viejas, algunas imágenes rotas de madera y todo cuanto material fuera combustible, hasta un humilde y viejo jergón que le servía de cama.
Reunió debajo del altar mayor varios barriles de pólvora que los franceses transportaban, y tras atrancar las tres puertas por el exterior inició el incendio pegando fuego a las gavillas.

Los primeros en alarmarse fueron los caballos, que sofocados por el humo, despertaron a la tropa.
Los franceses, viendo que las llamas alcanzaban considerable altura, pensando que todo aquello era un ataque de la guerrilla española y, sin imaginar que su enemigo estaba dentro, no tenían más afán que encontrar la salida.

Fue entonces cuando, confundidos y medio asfixiados por el humo, vieron a “La Fraila” en el altar mayor tapando con su cuerpo la única salida, la que comunicaba el altar Mayor con la sacristía y con el exterior.
Sin dilación, con una tea ardiendo la heroína prendió en la pólvora de los barriles y una fuerte explosión hundió la bóveda, volando la ermita e inmolándose con ella.

La ermita fue destruida por completo, ignorándose el número exacto de víctimas que causó entre la tropa francesa, pero se estima que murieron un centenar de soldados del destacamento francés.

La gesta de La Fraila fue el detonante para que la provincia de La Mancha fuera completamente desocupada de tropa invasora al año siguiente.

La heroicidad de esta mujer, de la que la historia no recuerda el nombre, es un ejemplo del comportamiento valeroso del pueblo español cuando el enemigo extranjero pisó suelo patrio con deseos de invasión.

ROSA M. CASTRO

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies