LA HORA DE LA VERDAD

Adolfo Suarez dictó entre sus recuerdos (asunto que en sí mismo resulta un oxímoron) a Pilar Urbano un incidente que se supone pasó un mes exacto antes del 23/F, esto es: el 23 de enero de 1981.

Según relata la biógrafa del gran embustero de Cebreros, tal día fue llamado a Zarzuela de urgencia.

Personado ante el Rey, con él se encontraban los generales Merry Gordon, Elícegues, Campano López y Milans, todos y cada uno de ellos con mando en plaza y una hoja de servicios que para sí quisiera cualquier botarate de los que hoy visten uniforme.

Naturalmente, los militares no se habían presentado en palacio sin avisar, pero según parece el monarca había olvidado la cita. Cachis.

El Borbón se encontraba contrariado: había tenido que abandonar -y en helicóptero- una montería con empresarios, amigachos varios, y es de suponer que alguna fulana, para atender tan inoportuna visita y de inmediato informó al Presidente: “Estos señores quieren hablar contigo”.

Pedro Merry, como era habitual en él, fue al grano: Esta situación es insostenible, tienes que dimitir.

-¿Dimitir?, ¿con qué argumentos se me exige?.

A lo que el general sacando del bolsillo su 9 mm resumió el asunto con el laconismo militar de su estilo: “Con éste, ¿es suficiente?”.

Suárez quedó lívido ante la contundencia -inapelable- de tales razones y Juan Carlos que obviamente estaría del lado bueno de la pistola que siempre es el que es asido por la cachas, dijo algo así como: “Ves, Adolfo, en qué situaciones tan incómodas me pones”.

Seis días despues y con las cámaras de TVE por testigo, el Presidente dimitía con la famosa frase “Yo no quiero que el sistema democrático de convivencia sea, una vez más, un paréntesis en la historia de España”. Cita ñoña y afeminada aunque para la historia, declamada por un fulero patológico, pero absolutamente inexacta: lo cierto es que Suárez se había quedado solo… Roma traditoribus non praemiat.

Antes de seguir con el ensayo se hace indispensable hablar de los cuatro soldados citados, más que nada porque son lo único decente de esta historia. A los cuatro sorprendió la guerra de mocosos. Los cuatro se alistaron para combatir en primera línea de fuego, todos ellos en el bando nacional. Los 4 fueron Alféreces Provisionales ( ya se sabe el dicho del frente: alferez provisional, cadaver efectivo) y los cuatro combatieron y fueron heridos en las batallas más sangrientas de la contienda. Los cuatro posteriormente fueron a la Academia de Toledo y de ahí… los cuatro a Rusia. Campano se trajo dos Cruces de Hierro, otras dos Elicegui, Pedro Merry ascendió a comandante por su heroísmo en Krasny Bor… la historia de España siempre se ha escrito con nombres como estos y no con los Suárez o Sánchez o excrementos similares.

Cierro paréntesis con aquello de “qué buen vasallo si hubiera buen señor” y me traslado a nuestros días: El Emérito hoy ya no es “el Campechano” sino un putero ladrón, un vividor sin escrúpulos, un crápula, un vulgar caco de manga blanca, un sujeto sobre el que escupe todo el mundo y cuya familia descuenta aliviada los días que le restan para diñarla por no verlo ante un juez.

Pues vaya descubrimiento oiga, algunos llevamos décadas diciéndolo, aunque todos, y digo bien: TODOS, se empecinaran en ocultarlo.

Pero y a pesar de lo dicho, con franqueza, a mí todo lo que está saliendo -y lo que saldrá- no me produce mayor satisfacción que la de ver el nombre del sujeto arrastrado por el fango, el reconocimiento público de la rata que fue, y que es.

Lo que de verdad deseo, como español y hombre de bien, es que el Borbón sea reconocido públicamente en el mayor de sus delitos: la traición.

Que la verdad de cómo engañó un 23 de feberero a aquellos soldados de España, resplandezca.

La pasta… la pasta que se la gaste en medicinas.

Pero que sea restablecido el honor.

LARREA   JUL/20


 

El rey Juan Carlos dio el «placet» 48 horas antes del 23F

Fue el general Armada quien transmitió el visto bueno de Zarzuela en una reunión celebrada en el domicilio de José María Oriol Urquijo

El rey Juan Carlos dio el «placet» 48 horas antes del 23F

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate