Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

LA IDEA Y LA VISIÓN DEL MUNDO FRENTE A LAS IDEOLOGÍAS

“Éstas son algunas orientaciones esenciales para la lucha en la que se va a combatir, escritas sobre todo con especial atención para la juventud, a fin de que ésta recoja la antorcha y la consigna de quienes aun no han renunciado, aprendiendo de los errores del pasado, sabiendo discriminar y prever todo lo que se ha experimentado y que aun hoy se experimenta en cuanto a situaciones contingentes. Lo esencial es no descender al nivel de los adversarios, no limitarse a seguir simples consignas, no insistir en demasía sobre lo que depende del pasado y que, aun siendo digno de ser recordado, no tiene el valor actual e impersonal de una idea-fuerza; en fin, no ceder a las sugestiones del falso realismo politiquero, problema éste de todos los “partidos”. Ciertamente, es necesario que nuestras fuerzas tomen parte también en la lucha política y polémica del cuerpo a cuerpo, para crearse todo el espacio posible en la situación actual. Pero más allá de esto, es importante y esencial que se constituya una élite, que, con aguerrida intensidad, definirá, con un rigor intelectual y una intransigencia absolutos, la idea en función de la cual es preciso unirse, y afirmará esta idea sobre todo en la forma del hombre nuevo, del hombre de la resistencia, del hombre erguido en las ruinas. Si nos es dado superar este período de crisis y de orden vacilante e ilusorio, sólo a este tipo de hombre corresponderá el futuro. Pero incluso aunque si el destino que el mundo moderno se ha creado, y que ahora lo arrolla todo, no pudiera ser contenido, gracias a tales premisas las posiciones interiores permanecerán intactas: en cualquier circunstancia, lo que deberá ser hecho será hecho, y perteneceremos así a esa patria a la que ningún enemigo podrá nunca ocupar ni destruir”.
Julius Evola, “Orientaciones”.
En los años 60 del pasado Siglo, el gran Gonzalo Fernández de la Mora que llegó a ser, y muy brillante, Ministro de Obras Públicas en 1970-74, ya en el ocaso definitivo del Estado del 18 de Julio, publicó un libro titulado “El Crepúsculo de las Ideologías” (1965); se trataba de una crítica total a las ideologías modernas a las que consideraba realmente como pseudoideas, puros artificios falsos y sin alma (la pura esencia de la democracia en definitiva). La alternativa pues no estaba en la tecnocracia (entonces imperante en el tardofranquismo, por desgracia), sino en la ideocracia. El hombre obra por ideas “racionales” (decía él), los “creadores” de las ideologías propiamente dichas no son los tecnócratas (algo más siniestro hay en todas estas creaciones modernas, añadimos nosotros), sino los que se esfuerzan por someter la vida política, social, cultural, etc. de un pueblo o civilización determinados a la soberanía de unas ideas falsas, artificiales y pretendidamente rigurosas y exactas, o “científicas” como son los casos de las aberraciones marxista y plutocrática. De hecho el autor ya habló de la confluencia de ambas ideologías imperantes tras la finalización de la II Guerra Mundial (el libro recordemos que estaba escrito en plena Guerra Fría Comunismo/Capitalismo, 1965) y que forzosamente desembocarían en una especie de doble “pensamiento dominante”, esto con más de 50 años de antelación… Tras el hundimiento de la URSS pasamos a nivel mundial de ese doble “pensamiento dominante” al actual y tiránico “pensamiento único”, es decir, la fusión y síntesis de lo peor y de lo más bajo de ambas ideologías “metafísicamente iguales” e igualmente de perversas …
Racionales o no, como Evola o el recientemente fallecido Stefano delle Chiaie, seguimos creyendo como estos dos grandes Maestros que la IDEA (con mayúsculas) es nuestra verdadera Patria. SEMPER FIDELIS.
Joan Montcau
Abajo, foto de Julius Evola en los Alpes durante la I Gran Guerra
Be Sociable, Share!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    4 + 15 =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies