POR QUÉ LA IZQUIERDA ODIA A ESPAÑA

En los últimos días y viendo declaraciones y artículos que vienen de la izquierda más rancia con su prensa y medios de comunicación, se han empeñado en vender que aquéllos que hacen piña por defender la unión de España son fascistas, y que lo hacen bajo una constitución y una bandera franquista que aglutina un nacionalismo de derechas, representando un país, España, que no es más que toros y fútbol.

Leo con dolor todos esos artículos y declaraciones, pues te dejan con sabor amargo el cariño que se pueda tener a mi país, con lo bueno y con lo malo; es una borregada esa izquierda, la que generalizan como fascistas a los que amamos a España, con un simplismo que asusta, sólo es fútbol y toros, y asusta por ser excluyente, dañino y hasta racista contra los que con respeto y libertad se pueden considerar fascistas, o lo que es lo mismo, los que amamos a España por encima del politiqueo, esa izquierda que con una mala fe dirigida que sólo lleva a pensar que hay un odio bilioso a España y a los españoles, entre esa izquierda socialista comunista y esos separatistas que quieren imponer su dictado.

Lo primero que quiero dejar claro es que esa bandera “franquista” no es más que una recuperación de aquella bandera clásica española que había antes de la 2ª república, bandera histórica que intentaba aglutinar a todos los españoles y no ser excluyente ni partidista como sí lo fue aquella bandera de la 2ª república. Bandera que por cierto fue usada en la 1ª república.

El escudo también es rupturista con el franquista, rompiendo con aquel águila de San Juan, que incluso anterior a Franco, suponía un símbolo para el franquismo y mantenerlo no mostraba ese rupturismo que con la democracia se intenta inculcar. Además se elimina aquello de Una Grande y Libre que supuso un orgullo para el pueblo. En ese escudo se mantienen los símbolos regionalistas de los diferentes reinos que formaban España, los cuales ya estaban en el escudo de la segunda república.

También quiero dejar claro que esa constitución “franquista” está basada en la tan amada constitución francesa, con un artículo 2 que representa la unión de un país y que es común en constituciones tan antiguas como alabadas como puede ser la francesa o la de EEUU, así como otras constituciones como pueda ser la italiana, la alemana o la rusa. Esa constitución fue votada en referéndum, hecha también por firmantes del PCE, el cual hizo campaña por el SI, lo contrario que el pueblo -millones de supuestos Franquistas- que hicieron campaña por el NO. Curioso si esa constitución es franquista.

Esa constitución se votó en referéndum, 17 millones de votantes de los cuáles 15 votaron a favor y 2 millones en contra, sobre todo ese pueblo que y en defensa de nuestra patria dijo no a lo que sabía que pasaría en el día de hoy, pleno siglo XXI y salió el SI con algo más del 80%, y en Cataluña con más del 90%, bastante más que en las Castillas, por poner un ejemplo, y muchísimo más que el referéndum del famoso estatuto, que fue aprobado con un 59%. Sin embargo esa constitución, antes alabada por la izquierda, tan parecida a la francesa, ahora resulta que no vale, que es franquista.

Luego se deduce: ¿el amor a España es una actitud fascista?

Lo primero es que si la izquierda cataloga el amor a España como algo fascista, es porque ellos han abdicado en la defensa de España, han abandonado el amor al país que quieren gobernar, y sin ese amor a un país que aglutina a los ciudadanos a los que dicen representar, difícilmente los representarán. Si ellos abandonan esa defensa de España como país, y llaman fascistas a todos los millones de españoles que no piensan como ellos, tened por seguro que no les importara desmontarla en trozos si es necesario para alcanzar el poder, haya las consecuencias que haya.

Pero lo que más me jode es que se reduzca España a toros y fútbol. Ese desprecio demuestra odio, y ese odio viene de los que ponen por encima de todo un país su ideología. Un odio visceral, dañino, asqueroso. Un odio radical y hasta guerracivilista que confunde un país con los últimos gobernantes, a los que están dispuestos a hundir aunque sea llevándose todo el país por delante.

Ese simplismo dañino olvida que España es Garcilaso de la Vega, El Greco, Cervantes, Picasso, José Antonio Primo de Rivera, Francisco Franco, Juan de la Cierva, Gaudí, Dalí, Miguel Servet, Moneo, Goya, el maestro Rodrigo, Antonio Machado, Murillo, Colón, Paco de Lucía, Berlanga, y sí, también Nadal, Gasol o Xavi. Tantos y tantos ejemplos de personas que han hecho historia siendo un referente en sus campos.

España es la Alhambra, el acueducto de Segovia, el palacio real, la catedral de Santiago, la Sagrada Familia, el castillo de Olite, el museo de El Prado, la mezquita de Córdoba, el Guggenheim, el monasterio de Monserrat, el palacio de la Granja, las murallas de Ávila, el teatro romano de Mérida, el monasterio de El Escorial, el Valle de los Caídos o la catedral de Burgos.

Un país que es el segundo en el mundo en cuanto a patrimonio de la humanidad, y octavo en patrimonio natural, con tanta historia y cultura, acumulada durante siglos de diferentes pueblos que han confluído aquí, con un clima privilegiado y con playas envidiadas, no puede ni debe reducirse a fútbol y toros, no puede ni debe reducirse al odio al pueblo llamándole fascista por el solo hecho de defender su patria, su bandera y su historia, este pueblo no puede ni debe ser borrado de la memoria colectiva ni despreciado. Al fin y al cabo los gobiernos vienen y van, los políticos pasan, pero España permanece, y todo lo que representa, todo lo que antes he dicho que es España, se mantiene.

Por eso yo amo a España y la seguiré amando, porque amo su historia, sus ciudades, su gente, su gastronomía, su cultura, su naturaleza, su clima, y todo eso seguirá estando ahí y seguirá siendo mi país gobierne quien gobierne, porque los que la odian pasarán, pero España seguirá siendo lo que es a pesar de ellos.

“Si el amar a España, es ser fascista, nosotros el pueblo somos fascistas “

Viva España, y Arriba España

J. COLOMINA

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate