LA MATANZA DE SWINEMÜNDE

Pocas personas saben que en la isla báltica de Usedom (muy cercana a la costa y actualmente dividida en una zona alemana y otra polaca) se produjo una innecesaria masacre durante los últimos compases de la Segunda Guerra Mundial.

Concretamente en la localidad de Swinemünde (hoy Swinoujscie), donde el 12 de marzo de 1945 un total de 671 bombarderos estadounidenses arrojaron de manera indiscriminada e inmisericorde hasta 1.500 toneladas de bombas asesinando la friolera de 23.000 personas, en su gran mayoría refugiados alemanes (y también polacos) que huían de los combates entre la Wehrmacht y el Ejército Rojo.

Para más inri con el único objetivo de impresionar a Stalin, cuyas huestes se encontraban a unos 20 kilómetros de distancia: en aquel momento la URSS ya se dibujaba en el horizonte como una gran potencia rival para los EEUU y se quiso mandar -con tan execrable acción- un mensaje de advertencia al amo del Kremlin.

El responsable de tamaña carnicería fue el general norteamericano Carl Spaatz, entonces Jefe supremo de las Fuerzas Aéreas Estratégicas de Europa, cargo que ostentaría poco después en el Pacífico, justo cuando se produjeron los ignominiosos lanzamientos de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.

Se da la circunstancia de que este desaprensivo militar (participante en la Primera Guerra Mundial como piloto de caza) había añadido una “a” a su apellido para hacerlo pasar por de ascendencia holandesa cuando, en realidad, era de origen alemán.

En nuestros días, la mayor parte de los muertos aquella fatídica jornada siguen enterrados en una fosa al sur de dicha isla.

NO NOS ROBARÁN LA HISTORIA NI LA MEMORIA.

CACHÚS 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate