Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

LA MIERDA Y EL CLOROFORMO

 

Una inmensa ola de mierda se desborda desde periódicos, teles, radios y hojas parroquiales. Como un magma hediondo, la mierda inunda, define e iguala esa sentina hueca que algunos llaman opinión pública.

La mierda, espesa y caliente, salpica desde las consignas de una vociferante horda feminista adoctrinando en el dogma paranoico del odio al varón.

La mierda apesta en la mansedumbre vomitiva y santurrona de obispos malnacidos que aplauden manifestaciones de abortistas o que profanan cruces y borran los nombres de los asesinados para congraciarse con los asesinos.

La mierda, mezclada con sangre y vómito, impregna cada palabra de los que defienden y justifican, por ser negra y marxista, a la mujer que mató salvajemente a un niño.

La mierda líquida y maloliente de la hipocresía se desborda en las declaraciones de las presentadoras de telebasura, de los tertulianos afeminados o de los políticos emputecidos cuando muestran como víctimas del racismo a una turbamulta de africanos asilvestrados y de terroristas callejeros incendiando un barrio de Madrid.

La mierda ensucia los balcones municipales en forma de pestilentes lazos amarillos o de repugnantes carteles de bienvenida.

La mierda impregna unas relaciones laborales convertidas, por obra y gracia de la charlatanería liberal, en un mercado de esclavos.

Pero no es la mierda lo peor.

Lo peor es el cloroformo de la cobardía que anestesia a una sociedad inane y melindrosa. Es el miedo a ser anatemizado por los implacables sanedrines de la tolerancia obligatoria. Es el terror que paraliza a los enmierdados y les impide señalar a los que les están cagando encima.

Algunos lo llaman corrección política.

J.L. ANTONAYA

 

Be Sociable, Share!

    2 thoughts on “LA MIERDA Y EL CLOROFORMO

    1. Somos muchos y cada vez más, los que estamos hartos de esa mierda y no hay cloroformo suficiente para acallarnos. Lo que hace falta es que haya por fin un partido de derechas liberal que ponga freno a todo esto. Pero para ello hay que encontrar a un líder que sea capaz de hablar y convencer de cuál fue la Magnífica historia de España, cuál la de sus enemigos, su presente y su futuro posible y deseable. Ahora estamos acorralados, pero la furia y grandeza de España todo lo puede si se sabe y se quiere combatir.

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate