LA MONARQUÍA ¿FRANQUISTA?

-Estoy contra el Rey porque es franquista.

-¿Franquista?, permíteme -sin acritud- que te corrija: la primera medida de Juancar fue cargarse el Régimen y después en cadena a todos sus prebostes.

-No me hagas el lío, so facha. ¿O me vas a negar que fue el Dictador quien impuso la monarquía?

-Tienes razón… so rojo. Fue una imposición de Franco, no como la República que fue votada en el referéndum aquél… sí hombre, el día ese de aquel año… ¡oye!: ¿y cuándo votó el pueblo español la República, que me falla la memoria?

-¡Tío!, tu eres un facha.

-Ya, ya…

!Ay¡, la historia… esa asignatura perdida entre las brumas del discurso zurdo y cuyo desconocimiento por la feligresía progre me regala tan buenos ratos.

Lo realmente cierto es que Franco reintrodujo de voluntad propia a la fétida dinastía borbónica, pero en justicia no a la monarquía, que fue votada en referéndum por el pueblo español el 6/7/1947.

El censo electoral fue de 16.187.992 electores, de los que votaron 14.454.426, y 12.628.983 (89,86% de los votantes) dijeron SÍ a la reinstauración de la monarquía, y negativamente tan solo 643.501.

Ya sé que la izquierda gusta de desligitimar​ aquellos refrendos franquistas, pero lo cierto es que el voto era secreto y no difiere en casi nada de como lo hacemos ahora mismo los “ciudadanos libres”.

Y el argumento zurdo de que nuestros abuelos “eran manipulados” no se sostiene, porque cualquiera podría añadir: “no como ahora, que nadie nos manipula…”

Casi 15 kilos de españoles le dijeron a su Caudillo: tráete lo que te salga de los cojones. Y el cielo es azul, el agua es insípida, y esto fue así. Y al que le pique, que se rasque.

El 9 de noviembre de 1948 Juan Carlos, el hijo primogénito del Príncipe de Asturias, de 11 años de edad, fue recibido por Franco en El Pardo, donde fue informado de que desde ese día su educación estaría a cargo de un grupo de profesores de firme lealtad al Régimen.

Una cagada monumental, of course. La pregunta es: ¿le quedaba otra?.

Ya que andamos con plebiscitos, un pequeño apunte por ir teminando: la “gloriosa” Segunda República no tuvo a bien hacer ninguna consulta al pueblo español más allá de las electorales, ni siquiera fue refrendada la Carta Magna de 1931 que se aprobó en las Cortes el 9/XII y chin pum.

El Régimen franquista además del citado referéndum efectuó dos consultas más, en la última de ellas se pedía a los españoles su aprobación para la Reforma Política, ergo: sobre la disolución del propio franquismo en un sistema de partidos políticos, que es el actual. Tres consultas en total y, como vemos, de calado.

Oigan: las mismas que lleva en total nuestra flamante democracia.

La monarquía ¿es franquista?, vamos… ¡no me jodas!.

-Es un estercolero, y punto.

-Mira rojo: en eso estamos de acuerdo. Pero leed un poquito, cabrones.

LARREA   FEB/2020

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate