LA ORACIÓN DEL GUERRERO

Señor:
Déjame encontrar mi camino, y déjame verlo ante mí.
Dame una luz que ilumine mis pasos, ya sea un sol, o una lejana estrella.
Dame la resistencia para cargar mi armadura, y que el brillo de ésta me preceda.
Dame el animo de seguir, aunque no sepa a dónde voy a llegar.
Dame la fe para discernir mis sueños y también para alcanzarlos.
Dame la fuerza para blandir mi espada, y la sabiduría para envainarla.
Dame la habilidad para usar mi escudo, ya sea como defensa o como arma.
Dame la confianza para decirle sí a mis sueños, y para decirle no a los que no lo son.
Haz que mi mente siempre esté en el camino, pero que mis ojos disfruten lo que ven.
Dame luz en la noche más oscura, y sombra en el día más claro.
Dame momentos de soledad, para encontrarme contigo, y para encontrarme a mí.
Dame ocasión de celebrar la vida y la lucha, y el vino y la fiesta para celebrar.
Dame la entereza para superar el dolor de las pérdidas y las derrotas.
Dame amigos con quienes festejar y compartir, ya sea la vida o la muerte.
Haz que la soledad me haga más fuerte, y que la depresión no me mate.
Dame un lecho donde descansar, y alguien con quien compartirlo.
Déjame escuchar a mi Angel y a mi Demonio, pero déjame distinguir sus voces.
Haz que el miedo no me paralice, sino que me impulse a seguir adelante.
Dejame amar muchas mujeres, pero déjame saber cuál es la indicada.
Dame sabiduría para distinguir mi camino, y también para ver el que tú me marques.

Dale Señor a este Guerrero una vida de lucha, que mi bandera nunca sea conquistada, y que ondee en cada fortaleza, situación y corazón con el que haya luchado.

Dale a este Guerrero mucho Amor, porque por amor ya ha seguido adelante.

A cambio, Señor, te ofrezco mis conquistas, mis alegrías, mi esfuerzo, mi espada y mi camino.
Pero también te ofrezco mi sangre derramada, mis derrotas, mis lágrimas, mis cicatrices y mi soledad.

Te pido Todo esto Señor, porque soy un Guerrero de la Luz, y se que sin Tí no hay Combate ni Camino.

Pero también sé Señor, que como Guerrero de la Luz, debo decir siempre al hablar contigo:

!HÁGASE TU VOLUNTAD!

Mario Bonomi.

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate