LAS INCREIBLES AVENTURAS DE FLIP EL ANTIFA PRESENTA: FLIP Y TUTANK-ABRÓN

“Para ser conductor de primera, acelera, aceleraaa”, nuestro dúo dinámico judicial, de vuelta al curro cantaba a coro y aún disfrutaba de las secuelas del colocón del día anterior.
Y reían de buena gana con el recuerdo de la accidentada primera jornada de excavación:
-Quería ayudarte, te lo juro Felipe, pero cuando te vi chillando cubierto de sudarios y espinazos me doblaba la risa.
-Pos no le veo la gracia tronko, podía haberme quedao muñeco con el pasmen que me entró.
-¿Y qué me dices del Lozano…?
-Ya ves, to flipao el colega.

Unas horas antes… un perímetro de seguridad se improvisaba rápidamente para que nadie pudiera aproximarse a la excavación mientras la Comisión de Técnicos y siameses Voluntarios se reunió con carácter de urgencia por evaluar el alcance del “incidente” . Entre tanto, el capataz Lozano y mientras Corral y Flip se desembarraban el uno al otro, ejercitaba su oficio de latiguero profesional: “¿Pero es que vosotros sois retrasados o qué?, a medida que se profundiza en un hoyo hay que ir entablillando y falcando las paredes, ¿vosotros tenéis algún conocimiento de la obra?”.
-Bueno, yo de joven estuve en el Opus y hasta quise ser seminarista.
-Pos yo era monaguillo en los Agustinos.
“Capullos”, los despachó el capataz citándolos para el día siguiente en el mismo lugar y a la misma hora.

A diferencia de la mañana anterior, la extraña pareja había encontrado el puntito común que fragua las fuertes amistades, y es que, chapotear entre cadáveres une más de lo que se piensa.
Para su propia sorpresa, Flip escuchaba atentamente la conversación de Corral: “Lo que yo te diga Felipín, Sonrisas y Lágrimas es la mejor película de todos los tiempos, seguida muy de cerca por Batman y Robin. La relación del chinito ese de marras con Indiana Jones también tiene su aquél, y desde luego… ¿qué rollo crees que se traen Harry, Ron y Hermione?, un trío morboso en cualquier caso… “
-Pos no sé qué decirte, la verdad.
-Ese es el problema de vuestra generación, que pasáis de todo y luego no tenéis opinión. Por ejemplo, ¿a quién invitáis a vuestras fiestas?, no me lo digas: al más golfo. Siempre se invita al que más empuja, al que más bebe, al que más se droga. No, no me digas que no. ¿Por qué no invitáis nunca al empollón, o al que más sabe de física?, porque a nadie le interesa pasarse la noche oyendo hablar del átomo, ¿tú sabes cuánto corre un neutrón?, pues corre más que la ostia… pero claro, eso no os interesa a ninguno.

Flip le miraba con cara de no entender nada, porque en realidad nada estaba entendiendo, pero Corral había cogido carrerilla y no había quien le pusiese freno.
-A mí nunca me invitaban a ningún lado, vale que yo era feo, pero feo de cojones, y rarito ya desde pequeño: fíjate que fui el único que se apuntó en extraescolares a lucha greco-romana, pero tenía conversación, era espabilao… por ejemplo: ¿tú sabes quien fue Tutankamón?
-¿Tutank-abrón?
-Sí, ese mismo. Pues fue un faraón, un egipcio de esos. El más grande, como Rocío Jurado pero a tomar por culo. Y cuando los ingleses abrieron su tumba, ¿qué crees que pasó?, pues que cayó la maldición sobre ellos y la diñaron todos de un cólico miserere.
-No me jodas tronko.
-Tan cierto como que hay Ra. No deberíamos ir hurgando por los cementerios con pico y pala. Por cierto, Felipín, y hablando de todo un poco, ¿cuando eras pequeño te gustaba ir al circo a ver a los trapecistas?

Tiempo y carretera transcurrieron vertiginosos entre tanta cháchara con un par de fogonazos de radares como únicos testigos. “No pasa nada” afirmó Corral cucando un ojito, “el coche está a nombre de una constructora en Concurso de Acreedores”.

Poco antes de la hora, nuestros héroes ya se encontraban nuevamente frente a la excavación. Unos abultados sacos mortuorios tapados respetuosamente con unas mantas muleras y una bandera de la república comprada en los chinos, se alineaban a ambos lados de la piscina de barro. Ésta, había sido entablonada -lado al cuadrado- en toda su extensión y en el fondo, casi tres metros de caída, la luna se reflejaba en los charcos que resumían la pluviometría del día anterior.
Una escalera Roller de tres tramos, primera calidad y en aluminio, descendía hasta perderse en las sombras. “Alguien ha hecho horas extras” comentó Corral ante la evidencia de lo evidente.
Con los dos amigos a cuatro patas intentando escudriñar el fondo de la sima, la voz agria de Lozano retumbó haciendo eco contra los tablones del foso: “Así que estáis aquí zánganos”.
“Hombre jefe, ¡cómo no!, puntuales y eficientes, pues no faltaría más” dijo Corral de tirón y con espontáneo brinco que dejara patente sus ganas de trabajar y su férrea determinación de olvidar el molesto incidente del día anterior.
-Vuestra monumental cagada de ayer ha pasado desapercibida porque nos hemos tirado toda la noche trabajando, yo y los voluntarios, por dejarlo todo preparado para el descubrimiento a la prensa.
-¿Qué descubrimiento?
-El de la fosa con los represaliados
-Pero, pero, pero si tos estos muñecos me cayeron encima desde las tumbas de al lado…
-¿Y eso quién lo dice?, ¿tú, Felipín?, ¡salieron de aquí y punto-pelota!. Al mediodía con la presencia de las autoridades y la prensa, se certificará el éxito de la exhumación y se mandarán los fiambres al laboratorio a que los forenses les pongan las etiquetas pertinentes en los esquejes de los pinreles. Y aquí paz y después otra subvención, ¡que diga!, gloria.
Ahora voy a casa a darme una ducha y vestirme para las fotos, vosotros os metéis ahí adentro y os ensuciáis un poco para la prensa, que cuando lleguen os vean sudorosos, malolientes y briosos picando piedra… da mucho realismo ante la opinión pública.

Con Lozano desapareciendo en lontananza, Corral le expuso a Flip las líneas maestras de la política: “todo es una basura Felipe, una enorme mentira, una ciénaga infecta”.
Los dos amigos sentados al borde del agujero balanceaban los pies mientras veían tranquilamente el amanecer de un nuevo día.
-Venga, que te invito a un café
-¿Pueden ser unos donetes y un choleck?
-Seguro que sí.
-Pos de chocolate.

El bar más próximo al cementerio se encontraba, literalmente, abarrotado. Una mesa solitaria y bien parada con su mantel y sus cubiertos soportaba un cartel de “reservada” rodeándose de media docena de sillas vacías. Lo demás, de bote en bote. Corral con su desparpajo habitual, colocándose el casco de obrero se dirigió a una mesa en la que apreció a vista de pájaro un par de sillas libres, “¿nos podemos sentar compañeros?, está esto hoy igual que si fuera el almuerzo de navidad”. Con un leve gesto de aprobación con la mano, se les franqueó rincón y asiento.
-¿Y es normal tanto lío aquí, compañeros?
-No hombre, es que hoy comienza la obra del nuevo macro-tanatorio con 30 salas, 5 hornos de última generación, apacibles jardines con zona de restauración y chill out, cines, centro comercial para que los cortejos funerarios puedan ir de Zara o de Mango, según el gusto del difunto y un geriátrico top level con vistas a la zona noble del cementerio.

“Acabáramos”, Corral se frotó la nariz cómo Viki el vikingo justo cuando la mesa reservada dejó de estarlo al ser ocupada por varias caras conocidas: los técnicos de la asociación de Memoria Histórica acompañados del mismísimo Concejal de Infraestructuras.
Asestando una patada -tal vez un par de ellas- bajo la mesa a Flip para que no metiera la gamba y llevándose un dedo los labios, Corral le puso oído al parche:
Apreciados socios: todo ha salido a pedir de boca, terminada la pantomima de la excavación con el supuesto desalojo de la fosa, ya no habrá ningún impedimento legal o moral para que en el próximo Pleno sea aprobado segregar del Camposanto ese dichoso rinconcito que tanto necesitábamos para que el acceso al “Super-Tanatorio Full Equipe” se pueda realizar directamente desde la autovía. En otras palabras: nos vamos a forrar.
“Lo sabía” masculló Corral mordiéndose los labios.
“Te lo dije Felipe, soy pirulero profesional desde que me afilié a las Juventudes Socialistas en tiempos del maestro Juan Guerra, y me llegaba nítido el inconfundible tufo de pelotazo… ¡y de los gordos!” insistió el exconcejal camino de regreso a la excavación mientras el antifa con tres donetes en el anular y el meñique rebuscando entre sus fosas nasales, seguía atentamente el vuelo de una mariposa.
-Hay que ver, ¡qué imaginación!, los nuevos piruleros nos dejan en pañales a los antiguos… ¡¡acabarán poniendo un Vips en el Senado!!
“Sí, no veas que hachas” dijo Flip por decir algo.

Con la llegada de las cámaras de La Sexta, los fotógrafos de EFE, la Corporación Municipal de tiros largos con su Alcalde -bastón de mando- al frente, y las asociaciones de Memoria Histórica encabezando un breve reato de republicanos embanderados, Flip y Corral se introdujeron nuevamente en la excavación para cumplir con el papelón que Lozano les había adjudicado: “anda Felipe, vamos a picar a piñón para que nos vean curtidos y sudorosos los niños de toda España” .
Las primeras paletadas de tierra que salieron expulsadas del socavón cayeron directamente sobre los lustrosos zapatos italianos del alcalde. Éste, poniéndole sonrisa de político al monumental mosqueo que le produjo el cambio de textura de su mejor calzado, decidió dar por terminada la exhibición:
-Amigos voluntarios, con el éxito cosechado por la heroica recuperación de los cuerpos de estos desdichados, ya pueden dejar la excavación
-Quita, quita, que parece que aquí hay algo…
-¡¡¡Que salgan les digo!!! … amigos voluntarios.
-Que no hombre, que aquí hay algo duro.

Todo el mundo clavó sus ojos en el fondo del hoyo del que comenzaron lentamente a aflorar vasijas, pletinas y clavos oxidados, vasos cerámicos, pretiles de madera tallados, puntas de jabalina …
“Alcalde, mira tronko ¡¡la puta tumba de Tutank-Abrón!!” dijo Flip blandiendo una falcata destartalada y casi sacándole un ojo a Corral.

Los titulares de prensa del siguiente día no dejaban lugar a dudas sobre el negro futuro del pelotazo funerario: “Descubierto un cenotafio Íbero de hace 2.400 años. Patrimonio declara protegida toda el área en un radio de 3 kilómetros cuadrados”

LARREA   NOV/2018

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate