LASCIATE OGNI SPERANZA (PERDED TODA ESPERANZA)

 

He vivido desde los 16 años bajo la “ tutela” de la Constitución del 78, prácticamente toda mi vida adulta. He visto degradarse a mi Nación hasta límites insospechados (y, me temo, que mi capacidad de asombro no ha caducado). En este periodo tan largo de tiempo, he visto de todo… pero de todo.
Uno de los espectáculos más bochornosos, tristes y humillantes que viví en primera persona, fue la manifestación multitudinaria como rechazo al vil asesinato del concejal del PP en Ermua, Miguel Ángel Blanco. Acudí triste e indignado a dicha manifestación, pero reconozco la abandoné a la media hora desconcertado y rabioso.

Miles de personas en el paseo de la Castellana, con las manos pintadas de blanco y sin un ápice de vergüenza o dignidad, coreando a voz en cuello: ETA, escucha, aquí tienes mi nuca… Algunos, hasta se arrodillaban en el asfalto agachando la cervíz (supongo que para facilitar a los asesinos su tarea). Reconozco que, pese a estar aconstumbrado a estas estupideces, me superó tal grado de cobardía e indignidad de mis compatriotas. Intuyo que fue ese dia, cuando perdí la “ inocencia” respecto a las virtudes cívicas y morales de todos ellos y comprendí lo alejados, ajenos de nuestro mensaje, a esta panda de Tios Tom.
A raíz de los atentados de hace unos días en Paris, volví a comprobar que la enfermedad corrosiva y terminal que, ingenuo de mí, pensé solo acaecía en esta parte de Europa, ha derivado en metástasis en el viejo continente.

Recordé esos trágicos días de Julio, la indignación por el crimen y la posterior desilusión y descorazonamiento, por la rendición incondicional y lavado de cerebro de la población.

Entrevistaba, una TV francesa, a un padre y un niño (parecían haitianos o de alguna de las colonias francesas de Asia), los entrevistaba como digo, frente a esos altares laicos con velitas, símbolos de la paz y demás y decadentes muestras de sumisión. El renacuajo, le preguntaba a su padre, que qué había que hacer con los malos, que él tenía miedo y que qué iba a pasar. El progenitor, excelente ejemplar de esta sociedad aterrada y bobalicona, le explicaba al hijo que frente al terror, nosotros los buenos, tenemos estas velas y el deseo de paz. Casi se lícuan el entrevistador y algunos holgazanes que por allí pululaban.
También, me fue interesante leer esa carta de un marido que perdió (asesinada) a su mujer en la sala de conciertos. No, no odiaba a los asesinos y recalcó que ni él, ni sus hijos, odiarán a quien les jodió para siempre su vida. Adobaba la carta con los tópicos buenistas al uso. De emotiva, la calificaba la prensa… mi calificativo: fue de vomitiva.

Algo grave, muy grave sucede, cuando los instintos básicos, primaros del hombre, se transforman en sumisión, pánico, cobardía y castración. No, no señores, lo normal, lo natural, si un hijoputa asesina a los tuyos, es odiarlo hasta la muerte y desear un castigo ejemplar y duro como resarcimiento a tu perdida y como aviso a los siguientes. Olvidamos y nos hacen olvidar nuestra parte animal e instintiva, que frente a convulsiones y desgarros se antepone al Logos o razón. El instinto de identidad, territorialidad y agresividad, surgen y deben surgír naturales en el hombre ante situaciones límite. Así fue desde la Caverna y seguirá siendo en las sociedades que se consideren dignas y libres.

Han vencido. Reconocerlo es una obligación y un deber para no confundír ni confundirnos. Hoy, Europa es un rebaño desconcertado y asustado. Sin capacidad de reacción o, al menos, de rabia. Han conseguido emascularnos y aceptar lo inaceptable.

DELENDA EST EUROPA

Cuesta

cuesta

Be Sociable, Share!

    1 thought on “LASCIATE OGNI SPERANZA (PERDED TODA ESPERANZA)

    1. Completamente de acuerdo. La gente parece que está boba, que les da miedo decir la verdad. No puedo concebir que a alguien a quien le han matado algún miembro de la familia, un amigo o un desconocido incluso, no se le revuelvan las tripas. Perdonar a alguien que ha matado? Ni hablar! Hay ciertos casos en los que hay que aplicar el “ojo por ojo”, y si puede ser multiplicado por mucho… mejor! No me importa que me critiquen, pero si a un hijo mío o a mi esposa la matan, me llevo por delante a quien sea. El ejercicio del perdón se puede aplicar en otros casos, pero nunca con los terroristas y asesinos.

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate