¿LEALTAD POR OMISIÓN?

Hace ahora justamente una década algunos antiguos escuadristas jubilados a palos decidimos que ya era momento de poner los relojes en hora y dedicar alguna parte de nuestro ocio a recuperar las esquirlas de nuestra memoria que injustamente había sido relegada al olvido.

Un camarada asesinado y dos docenas largas de vidas arruinadas en su flor suponían el legado brutal del Frente de la Juventud, el grupo más radical de la Transición española, honor que me temo jamás será superado por nadie.

Entre las diez o doce personas que nos sentamos aquel día en aquella mesa sumábamos un par de centenares de años en peticiones fiscales, un siglo de condenas y unas cuantas décadas de cumplimiento efectivo. No era mala currícula para empezar.

Nunca pensamos que aquella aventura que inaugurábamos fuera a robarnos tanto tiempo y menos todavía con la edad que ya teníamos, el corazón. Y es que: el que ha sido Escudrista una vez, lo será para siempre.

Asociación en Memoria de Juan Ignacio se llamó… y que baje Cristo y me diga que no hemos cumplido con creces el compromiso que juramentados nos impusimos.

Creo sin falsa humildad y con gran orgullo personal que pocos, poquísimos de nuestros Caídos son tan recordados como lo es Juan.

Y abundando en su memoria, de paso, se resarció el nombre y los méritos de la pandilla de jovenzuelos, casi niños, rebeldes con Causa que se dejaron sus mejores años en cárceles y exilios.

Provoca la sonrisa el escuchar cuantísima gente estuvo en el FdlJ… créanme: no fuimos tantos.

ACIMJI creció hasta multiplicar aquel reducido número fundacional por cien. Y quisimos hacer más… porque el que ha sido Escudrista una vez, lo será para siempre.

Aciertos y errores se dan la mano en nuestra andadura, pues como cualquier hijo de vecino, pero lo que nadie puede negarnos es la Dignidad del trabajo que hacemos y la inmensa pasión que ponemos en él.

Y por supuesto nuestros logros. Oiga, y aún diré más: que seguimos aquí, asunto que a más de uno sorprende y a más de dos escuece.

Es hecho sabido que necios e ignorantes allá y acullá se cuentan por legión y cuando se encuentran hacen fiesta y se huelen los pedos. Pero las curas a tales males no son nuestra competencia.

ACIMJI participó, participa y participará, al menos mientras yo esté al frente, en cualquier acto donde se defienda la unidad de España. Lo convoque quien lo convoque y se cite donde se cite. Y si hace dos años estuvimos en Barcelona convocados por una poco fantasmagórica S.C.C. donde por cierto no faltó nadie, ayer estuvimos en Valencia y mañana allí donde toquen a misa con una sábana. Porque ese, ¡ese!, es nuestro puesto.

Y no, ni tengo un ejemplar de la constitución bajo mi almohada ni tampoco un catecismo, como tampoco vivo ocioso de rentas cual judío o a costa de nadie. Lecciones de obrerismo a mí, las justas.

Por terminar: ¿”dejad de humillar a Juan Ignacio”?. Hace falta ser mezquino.

LARREA

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate