¿LIBERTAD?… QUÉ HAY DETRÁS DE ESA PALABRA

a

¿Qué hay detrás de esa palabra, tan usada y manoseada por todos? ¿Qué significa “libertad” y qué esconde su defensa a ultranza? Me temo que en España hay unos 40 millones de definiciones de libertad, y otros tantos modos de comprenderla, defenderla y exigirla. Pero si la queremos usar para comunicar algo entre esos 40 millones, tendremos que encontrar un punto común, una base que unifique esa palabra.

¿Libertad, democracia, igualdad? Qué palabras tan bonitas!! El pueblo de verdad puede utilizar con satisfacción esas palabras que los políticos, los partidos y los medios de comunicación nos repiten constantemente.
Cuando en nuestra sociedad, en nuestra amada patria, hay millones de patriotas pasando miles de necesidades. Donde se les expropia sus casas por los bancos y otros cuando estos se les rescato con dinero público, es decir dinero del pueblo para pagar sus desastres.

No recuerdo ningún caso que se rescatara como al poder económico, a los miles de pequeños empresarios y autónomos en la profunda crisis que llevó a miles de problemas a estos españoles que se jugaron cada euro día a día, que dejó a millones de compatriotas en la calle, que provoco que sus familiares pensionistas tuvieran que ayudarles para poder subsistir -claro, quien los tuviera-, que miles de nuestros paisanos tuvieran que exiliarse.

¿Acaso a los bancos y entidades financieras que se rescataron con dinero del pueblo se les exigió algo? ¿Se les reclamó algo? ¿“Libertad, democracia, igualdad”? ¿Para quién?
¿Libertad? ¿Mientras miles de niños están estudiando en barracones?
¿Libertad? ¿Mientras millones de pensionistas no llegan a fin de mes?
¿Libertad? ¿Mientras el poder económico cada vez tiene más beneficios?
¿Libertad? ¿Mientras el poder mediático controla como marionetas al pueblo?
¿Libertad? ¿Cuando miles de españoles no pueden ser educados en español?
¿Libertad? ¿Mientras la juventud no conoce la verdadera historia de España?
¿Libertad?……………………

La libertad es demasiado confusa, abstrusa, ininteligible.

La opinión libre trae consigo, a la par, un obligado respeto a la opinión contraria. En este campo el peso de las opiniones no viene de la persona que la expresa, de su dinero, su poder o su cargo; procede de argumentación y su conformidad con la realidad. Los griegos, en su dramatización de Edipo Rey, aquel desdichado que mató a su padre y se casó con su madre, lo expresan con claridad. Un ciego adivino, en un banquete con Edipo, le echa en cara su crimen. Y los comensales, empezando por la aristocracia, le echan en cara su equivocación despreciándole por su ceguera. ¿Qué tenía que ver su ceguera con el asesinato e incesto de Edipo? Nada, pero como necesitaban imponer su opinión y carecían de argumentos, violan la libertad y desprecian a la persona.

Sólo haría falta añadir una palabra a esta definición: verdad, búsqueda de la verdad del hombre, de su bien objetivo e íntegro, de su naturaleza como individuo racional, que no puede ser usado como medio. Con estos puntos creo que nos acercamos a un concepto común de libertad.
¿Algún día lo conseguiremos?

J. COLOMINA

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate