Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Y LLEGARÁ EL MOMENTO EN EL QUE YA NO QUEDE NADIE

 

DELITOS DE GENOCIDIO. Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal..
“La difusión por cualquier medio de ideas o doctrinas que nieguen o justifiquen los delitos tipificados en el apartado anterior de este artículo, o pretendan la rehabilitación de regímenes o instituciones que amparen prácticas generadoras de los mismos, se castigará con la pena de prisión de uno a dos años”.

Leo en varios medios dos noticias que han saltado ayer, 23 de octubre de 2018:

Una de ellas nos cuenta que en breve, a instancias del actual gobierno, el Congreso aprobará una modificación del Código Penal que incluirá la tipificación como delito con penas de hasta cuatro años de cárcel la justificación o enaltecimiento del franquismo y que declarará ilegales las asociaciones y fundaciones que realicen apología del franquismo.
Igualmente leemos que el bloque parlamentario que sustenta al actual gobierno socialista está pergeñando otra reforma del Código Penal que propone despenalizar delitos como el enaltecimiento del terrorismo, las injurias a la Corona, los ultrajes a España y sus símbolos o las ofensas a los sentimientos religiosos.

Si juntamos estas dos noticias y hacemos el cóctel legal que saldrá de ambas iniciativas (que cuentan con mayoría absoluta parlamentaria), nos encontramos con el acta de defunción oficial del régimen de 1978.
Algunos, los que como yo ya estábamos en política en aquellas fechas, sabíamos que el régimen del 78, sin pretenderlo muchos de los que lo hicieron posible, traería, antes o después, la ruptura de España. Éramos los cenizos del llamado “búnker”.
Sabíamos que esa reforma “generosamente” ofrecida por la derecha no iba a ser más que una etapa transitoria para la destrucción de España. Tardaría en producirse la ruptura el tiempo que las fuerzas enemigas de España necesitasen para controlar los medios de comunicación y los centros educativos, acaparar poder político y económico, neutralizar por completo el sentimiento nacional español en la sociedad y domesticar a las Fuerzas Armadas hasta hacerlas aceptar la destrucción de España si los representantes legítimos del pueblo así lo decidiesen.

En 1995 nuestras Cortes aprobaron la modificación del Código Penal para castigar con la cárcel a quienes defendiesen el régimen Nacionalsocialista alemán y/o negasen la existencia del “holocausto” (el artículo que encabeza esta reflexión).
Recuerdo ahora que cada vez que con evidente indignación, despotricaba de lo que esta reforma del Código Penal suponía, me encontraba en general, con la total y absoluta indiferencia de mis interlocutores. Muchos de ellos falangistas puristas y muchos otros franquistas votantes del PP. La respuesta era la misma, eso no iba con ellos.
De nada valía que les advirtiese de que el siguiente paso en la represión ideológica sería el franquismo, y con ello el falangismo.
No había manera. Argüían: Franco no fue un genocida. La Falange no era franquista, ni fascista.
Ahora, como resultaba inevitable, Franco fue un genocida y la Falange, como principal y más visible sustento de su régimen, también.

Vamos a hacer una parodia cruel:
Primero fueron a por los nazis, pero como yo era franquista, me dio igual.
Después fueron a por los franquistas, pero como yo era falangista, me dio igual.
Luego fueron a por los falangistas, y como yo era tradicionalista, me dio igual.
Al final…

J. ÁLVAREZ


 

El Gobierno estudia que la apología del franquismo sea delito

También se plantea cambiar la Ley de Memoria Histórica para ilegalizar asociaciones que defiendan al dictador

https://www.elperiodico.com/es/politica/20181023/gobierno-apologia-franquismo-delito-codigo-penal-7105489

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies