LO PRIMERO: IDENTIFICAR AL ENEMIGO

El artículo de Juan Antonio López Larrea ( http://elcadenazo.com/index.php/echame-la-culpa-lo-pase/) oportuno e inteligente, me da pie para una reflexión.

En los años 30 y 40, dos intelectuales árabes, Michel Aflaq (Cristiano Greco-ortodoxo) y Salah Al-Din Al-Bitar (musulmán sunita), dieron forma al Nacionalismo Árabe, socialista y panarabista. Y, sobre ese pensamiento político, fundaron el Partido Baaz, que se extendió por Irak, Siria y Egipto.

El Nacionalismo Árabe fue el instrumento de la modernización de las Naciones árabes y de su despertar histórico. Y se convirtió en el muro de contención frente al Fundamentalismo islámico.

El Socialismo panarabista nada tenía que ver con el marxismo-leninismo, pero se convirtió en la diana del Imperialismo anglo-francés, de la voluntad hegemónica de EEUU y del Sionismo.

Desde los años 50, USA, Israel, Gran Bretaña, Francia y el resto de Títeres Occidentales no han parado hasta dinamitar el Nacionalismo Árabe: Egipto, Túnez, Libia, Irak han caído. Siria se ha salvado por la determinación de Al-Assad y la intervención de Rusia y de Hezbollah. La estrategia de Israel-USA y sus acólitos es clara: el caos. O Estados Títere -obediente a Occidente- o Islamismo radical. Así, agitando el “terror fundamentalista”, se aseguran la imposición del discurso anglosionista. En resumen: Occidente o el Terror.

Frente a esa estrategia, sólo cabe una elección para un Nacionalista. Entre Occidente y el Terror, el Terror. Y eso porque es preferible el Terror a la Cloaca. Y Occidente es una Cloaca.

El pasado 17 de Agosto, el Día del Honor, se cumplieron 34 años de una ignominia. Tal día, en 1987, era asesinado Rudolf Hess en la Prisión de Spandau, cuando tenía 93 años. Llevaba preso 47 años. Tras su muerte, el odio de los Aliados les llevó a demoler el complejo de Spandau para evitar que se convirtiera en un centro de culto nacionalista. El odio en su máxima expresión.

Fueron occidentales quienes le asesinaron. Y fue un árabe, Tunecino -Abdallah Melaouhi-, quien le atendió como enfermero desde 1982 hasta su muerte, y quien denunció el crimen.

No le asesinó el Islam, ni los Fundamentalistas, ni los Árabes, ni los Iraníes, ni los Soviéticos. Fue el Anglosionismo, secundado por su lacayo: Occidente. Hay que saber identificar al Enemigo.

PEDRO PABLO PEÑA

 

Be Sociable, Share!

    1 thought on “LO PRIMERO: IDENTIFICAR AL ENEMIGO

    1. Por cierto, Melaouhi participó en un congreso identitario en Guadalajara, México, hace seis años, junto a Pedro Varela y el Dr. David Duke. Saludos .🇲🇽

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate