LOCURA, SIDA Y OTRAS COSAS DE HOY

Sí, algunos hemos llegado a la conclusión de que nos hemos vuelto majaras, además de ser unos comodones que tragamos por todo.

Dar un cachete a tu hijo te puede costar meses de cárcel y sin verlo, alejamiento del domicilio conyugal vamos, seas madre, padre o indefinido. Y si mañana tu retoño comete una barbaridad, la misma justicia te condenará a pagar tú los destrozos del menor, “por no haberlo educado bien”, aunque este niño sea más rebelde y violento que una pandilla de adictos a la “droga caníbal”.

Total, ni los padres tienen seguridad jurídica ninguna como personas de actos ajenos, ni son respetados como familia por la actual legislación vigente. El núcleo familiar puede ser disuelto temporalmente a la mejor manera marxista, y el progenitor condenado a hacer trabajos para la comunidad en plan maoísta. Y lo más curioso es que el menor saldrá de rositas a los dieciocho años aunque la haya hecho “muy gorda”, y aquí paz y después democracia.

Claro,que ya puestos, esperemos que tu hijo no haya contraído el creciente SIDA en una de esas relaciones libertarias o comunales que se estilan ahora, porque entonces te preguntarás que cómo siendo la generación que más educación sexual ha recibido, comete esos disparates propios de primates, o por qué recurren tanto al aborto si el acceso a los preservativos es tan fácil como comprar tabaco. Pero bueno, puestos a interrogarnos tampoco entenderemos cómo España es el país de Europa que más cocaina consume por habitante (alguno tiene que estar bastante ciego metiéndose mi parte y la de muchos otros), si nos llevan treinta años machacándonos con el peligro de las drogas.

Y puestos a pensar, algunos creemos que la educación va muy mal en España y la llamada Justicia, peor.

R. García

 


 

Condenado un padre a no ver a su hijo por pegarle un manotazo en la espalda

El juez impone también al acusado tres meses de cárcel por un delito de maltrato en el ámbito familiar

La sentencia alega que el derecho de “corrección” no puede convertirse en violencia física

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate