LOS BURROS NO PUEDEN PARIR JILGUEROS

burros

No recuerdo bien a quién fue al que oí esa expresión hace ya muchos años, seguramente a alguno de esos que también acuñan expresiones del tipo “la letra con sangre entra” y que otros, como yo mismo, reconocemos como propias en nuestra manera de entender la vida, en este caso en el entorno del sistema educativo o de “enseñanza reglada”, que nada tiene que ver con las leches que metían con la regla aquellos insignes maestros, cuando sin duda, en la mayor parte de las ocasiones nos las merecíamos.

Pero es que a mí, ni siquiera me tocó esa época, o quizás como mucho de refilón, cuestión de tener buenos reflejos y esquivar el golpe. En mi época estudiantil, el castigo era más psicológico que otra cosa, comenzaban los intentos de adoctrinamiento en las bondades de la estrenada democracia, esfuerzos infructuosos como se puede comprobar por los resultados que han logrado en mí.
Así fue como comencé mi carrera delictiva, allá por 7º/8º de EGB (12/13 años), y digo delictiva porque directores, jefes de estudio, tutores y demás, juzgaban mi inocente activismo político -unas cuantas pegatinas de FJ, unos dípticos electorales y unos cánticos en el recreo- como delito de alta traición al “nuevo régimen constitucional” y sentenciaban a su enemigo público nº1 a arrestos domiciliarios por temporadas, lo que me hizo pasar probando suerte de colegio en colegio, y recorrerme después los 3 institutos que había en mi Villa, hasta que llegué a la Universidad, ahí ya fui declarado caso perdido, sin posibilidad de reinserción, sino que se lo recuerden a mi profesor de Psicología Política.
Pero bueno, que mi pretensión no era contar mis peripecias escolares, ni…extraescolares, cuando en aquellas huelgas de estudiantes de finales de los 80 y principios de los 90, los patriotas ya nos metíamos con banderas de España en las “manifas” y asambleas de los sindicatos de izquierdas… aquellos maravillosos años.

Al grano; desde que dejé el sistema educativo oficial, y ya quizás un poco antes, se oye hasta en la sopa aquello de “nunca ha habido jóvenes tan bien preparados como los de ahora”, ¿preparados? sí, y listos, ya. Preparadísimos para soportar las colas del paro, expertos en diseñar curriculums vitae con todo detalle que acaban en papeleras, preparadísimos para asumir como propio el discurso que les dictan los medios del Sistema o lo que aprendieron en los diferentes planes de estudio por los que tuvieron que pasar al antojo del gobierno ideológico de turno; con la izquierda: igualando a todos por igual, al vago, al capaz, al inteligente, al tonto… bajando el listón de exigencias, restringiendo el conocimiento y la cultura general en aras de especializarse en papiroflexia o igualdad de género; con la derecha: privatizando, subiendo brutalmente las tasas y matrículas, pero con la misma cosmovisión de “buen-rollismo” y blablabla.
Pues en el fondo, sino en la forma, parece que todo está envuelto en esa cobertura democrática donde nos quieren vender que nos dan a elegir entre un amplio abanico de posibilidades, pero que al fin y al cabo representan dos caras de lo que es la misma moneda falsa, o en este caso: de la misma mierda educativa oficialista.

Educación devaluada al extremo de que los jóvenes salen de la Universidad o de la Formación Profesional con un nivel de analfabetismo funcional (para funcionar en la vida) que espanta, con un vocabulario que les sirve para intercomunicarse por “guasap” y poco más, una ortografía que asusta debido, esto último, a que tampoco se les ha inculcado un hábito de lectura, y así tantos déficits bien aprendidos; y mira que no me gusta generalizar, pero la juventud se mueve ya al mismo ritmo y en la misma dirección que el resto de la sociedad, totalmente anestesiada y hacia la total decadencia.
¿Estas últimas hornadas de jóvenes se suponen que son los que deben ser capaces de sostener y gobernar a quienes les han “educado”? Pues creo que el experimento de ingeniería social les va a salir rana a los “educadores”, el resultado lo van a pagar muy caro.
En las aulas no se fomenta ni la cultura, ni el respeto, ni el esfuerzo; con lo cual tenemos el caldo de cultivo ideal para crear seres incultos, ácratas y vagos que nutren el conglomerado de la extrema izquierda en el ámbito estudiantil.

Gracias a Dios que hay excepciones, honrosas y de calidad, jóvenes que apartados de la masa amorfa, se les acusa de fascistas por pensar diferente, por resistirse al lavado de cerebro, juventud que da respuesta en las aulas y en las calles, ligados a unos Principios y Valores inmutables por muchos “planes de estudio” que pasen.
El futuro os pertenece, ¡fuerza y honor en las próximas movilizaciones!, mientras, el gran ejército de burros “antifascistas” jamás podrá parir jilgueros.

Jorge Garrido (Astur)

Be Sociable, Share!

    3 thoughts on “LOS BURROS NO PUEDEN PARIR JILGUEROS

    1. hace 20 años le dige a una profesora amiga mia, que mas tarde o mas temprano tendrian que pagar, su falta de ética y moral , en el desarrollo de su docencia,le puse como ejemplo la disciplina del ejercito, y el ejemplo era que ¿que le parecia , si un capitan de una compañia , cuando llegan los nuevos soldados , les dijera presentandose como capitan, que a el, le llamaran Juan que era su nombre y no mi capitan….y que en vez de llevar el uniforme completo como capitan , llevase un pantalón americano????……. la objeción venia a colación de que el pasotismo y la indecencia se habia instalado y acomodado en la docencia, profesores con rastas, profesor@s,con los pantalones rotos, sin afeitar , profesoras enseñando el coñño, pegandoles al porro , etc etc, resultado , como ellos viven de puta madre, adoctrinemos en nuestros perfiles y llegamos a lo mismo , quienes en una sociedad moderna da esos perfiles, los rojos o rojos de mierda.Me ha gustado esta observación sobre la verdad de los “jovenes en “españa”.saludos. y buen cadenazo.

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate