LOS CRÍMENES DE LOS BUENOS (Sieghels, 2009)

Frente a los crímenes (reales o imaginarios) imputados a los considerados “malos” por la historiografía afín a los vencedores en 1945 existe otra realidad, si bien deliberadamente opacada por dicha historiografía: la de los crímenes cometidos por los considerados “buenos” (muchísimos más de los que se piensa: no sólo los archiconocidos de Katyn, Dresde, Hiroshima o Nagasaki) en la contienda más devastadora a la par que decisiva de la Edad Contemporánea, sobre cuyo resultado se ha edificado la gigantesca tramoya de mentiras e intereses que rige el Mundo Actual.

Y es que, entonces, los adláteres de los vencedores se proclamaron a sí mismos policías, jueces y verdugos en nombre de una espuria idea de paz mundial, no dejando apenas resquicio alguno para que el relato de los vencidos -sin duda, por miedo a que las ideas que los impulsaban volviesen- saliese a la luz.

Pero la verdad es hija del tiempo, o eso al menos debió pensar el historiador catalán Joaquín Bochaca cuando escribió este libro en los años 70′ del pasado siglo, el cual tiene la singularidad de estar abordado desde la óptica (testimonios y declaraciones mediante, por lo que “a confesión de parte, exclusión de prueba”) de quienes, muchas veces en la sombra y casi siempre moviendo los hilos, empujaron a las naciones y pueblos de Occidente a la mayor hecatombe bélica de su devenir histórico.

Dividido en tres grandes partes (“La responsabilidad de Alemania en el desencadenamiento de la guerra”, “Los crímenes de guerra” y “Los crímenes contra la humanidad”), Bochaca despliega en este ya clásico imprescindible del revisionismo histórico toda su agudeza e ingenio para echar por tierra el trilladísimo relato oficial sobre los antecedentes, desarrollo y consecuencias de la SGM, convirtiendo lo que en Salvador Borrego sonaba un tanto conspiranoico en 1953 (cuando el citado autor mexicano publicaba otro clásico, hablamos de “Derrota mundial”, seguramente la primera obra en lengua castellana que se apartaba del “relato único”) en algo plausible.

Decir para finalizar que esta reedición a cargo de la editorial argentina Sieghels podría ser mejorable, especialmente en lo que se refiere a la calidad de las fotografías (que parecen fotocopias de fotocopias), pero en líneas generales cumple y se la puede dar un aprobado.

CACHÚS 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate