LOS HÉROES CAÍDOS

Háblame con la voz de los gigantes.
De aquellos que soñaron primaveras.
De aquellos que miraron a la muerte a los ojos
sin renegar jamás de sus ideas.

Háblame con la voz de los osados,
de aquellos orgullosos y leales
que se plantaron firmes ante el odio
regando sonrientes con su sangre
el hispánico suelo yermo y sórdido.

Háblame de la luz inabarcable
de Luceros eternos, luminosos,
de su ejemplo y su fuerza inquebrantable
del sueño de un futuro venturoso.

En estos días grises y cansados,
necesito las voces de otros días.
Necesito su impulso valeroso,
necesito su fuerza y su alegría.

Soportamos la herencia de unos héroes.
Y en nuestros hombros,
humildes y cansados,
descansa un mundo nuevo que aún espera
nacer entre las sombras que habitamos.

Háblame de banderas victoriosas
y de miradas claras que alcanzan
las montañas y en la nieve
habrán de contemplar el sol eterno.

No podemos jamás olvidar el pasado.
Y si existe el futuro que soñamos
se alzará sobre la sangre y el esfuerzo
de aquellos que hoy dirigen nuestros pasos.

Nuestros Caídos son nuestra fuerza suprema.

No entiende el enemigo nada de esto.
Nuestra mirada siempre hacia el futuro.
Y nuestro corazón,
hasta el fin de los tiempos,
clavado en en el pasado,siempre vivo,
de los héroes Caídos, siempre eternos.

Manuel Cabo Fueyo

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate