LOS ÚLTIMOS DE AYER

Durante años en el “ambiente”, circulaba un lema entre los escritores de poca musa: “No somos los últimos de ayer, somos los primeros del mañana”… Se suponía era para infundir ánimos, dar proyección de futuro, y no anclarse en el pasado… Mientras la frasecita se imprimía en “fanzines” y pegatinas, discutíamos sobre uniformes o textos escritos hacía varios decenios o sobre personajes y hechos de la época de nuestros abuelos… (Seguimos igual…) Un camarada muy cachondo, harto también de la frasecita, dibujó a un caballero teutónico a lomos de un caballo del “Guernica” de Picasso…

La historia se considera lineal, otros dicen que cíclica o espiral… vamos, que no hay nada que no vuelva… Pues bien, servidor odia la frase citada y afirmo: Somos los últimos del ayer y… ¿ qué pasa?

Todo vuelve, es cuestión de paciencia, mercadotecnia, dinero y oportunidad, estrategia, táctica y finalidad, y la persecución de la que somos objeto, es señal de que seguimos molestando, porque los últimos del ayer, podemos hacer que el ayer vuelva y los del futuro pasen al olvido…

Sigamos con nuestras “Jornadas de la Disidencia”, con las “Primaveras”, apoyando a nuestras editoriales, escribiendo artículos, porque las modas pasan, la formación permanece.

E. CONNOLLY

 

conn-10

Be Sociable, Share!

    1 thought on “LOS ÚLTIMOS DE AYER

    1. Aristóteles decía: “Adquirir desde jóvenes buenos hábitos, tiene una importancia absoluta”. Los jóvenes, en institutos o en universidades, serán nuestro futuro

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate