Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

LOS ÚLTIMOS HOMBRES DE HONOR

 

Ataca el enemigo con toda su inquina. Han profanado las tumbas de los héroes y han mancillado con su bilis nuestros estandartes. Amparados en su número y en la traición cobarde de sicarios y perjuros, avanzan contra nuestra posición.
Somos los últimos hombres de honor y nuestra sola existencia pone en evidencia su vileza traidora. Sabemos que no harán prisioneros.
Retumba el suelo con la salvaje carga y y nuestro Tercio aguanta la posición. De la firmeza del cuadro de piqueros, del temple de los arcabuceros y de la bravura de los rodeleros depende la suerte de todos.

Aguantad firmes, camaradas. Hay un tiempo para la ira y un tiempo para la espera. No malgastéis munición. No les déis la satisfacción de aniquilaros en terreno adverso. Aguantad, camaradas. Que el enemigo no marque vuestro tiempo.
Ya llegará la hora de la Justicia. La hora en que les haremos pagar hasta la última de sus vilezas. No es tiempo de bravuconadas que, en nuestra debilidad, sólo servirían de burla a esta escoria.

Callad y esperad. No es hora de ladrar sino de aguardar, con paciencia, la hora de morder.

J.L. ANTONAYA

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies