LXXVIII ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

oviedo

Hoy, en el  LXXVIII aniversario de la Liberación de Oviedo, quiero rendir homenaje, siempre reivindicativo, a la memoria de todos aquellos que intervinieron tanto en la Gesta de la defensa de la ciudad como en su Liberación final y gloriosa.
Mención especial a la Harka de Oviedo, esas tropas legendarias guerrilleras que provenían de agrupaciones indígenas marroquíes bajo las órdenes de un jefe europeo.
Una de esas harkas (harca, jarca o jarea) fue la Harka de Aranda, siempre alegre y siempre temida, la de las bombas de mano, bayoneta calada o sin calar portada por indomables hombres de bigote y perilla a lo borgoñona. Formada por un puñado de “indígenas” falangistas voluntarios desde el primer día.
“Mi Harka galopa y corta el viento…” canturreaban mientras embestían a las hordas rojas, después de haber dado buena cuenta de unas garrafas de colonia, pues cuentan que en una ocasión de aquellas jornadas guerreras se les terminó el vino y el aguardiente y recurrieron a chumarse ese líquido perfumado. Había sed, buena voluntad y ardor guerrero.
La Harka con sus estrafalarias y pintorescas maneras, con su sonrisa puesta, regando de sangre (la suya y la del enemigo) la ciudad y alrededores de Vetusta, con su bravura zumbaron de lo lindo la pandereta, cayeron 2/3 de la Harka, pero aún con todas esas bajas, vencieron, y hoy 17 de octubre, siguen viviendo en los corazones de los asturianos y españoles que seguimos luchando por lo que ellos lucharon.

Jorge Garrido


HARKA01

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FOTO: Miembros de la Harka de Oviedo

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate