MARRUECOS ABRE EL FRENTE SUR (II)

La presencia de España en el norte de África tiene características propias, diferentes a la francesa, que se remontan mucho más atrás de la colonización de Argelia por este país y a la entrada de Napoleón.

Las razones de la presencia de España en el norte de África incluso van más allá de la creación de una zona de seguridad preventiva de una posible invasión de la península, todo lo cual exige una explicación que no vamos a abordar aquí.

Estamos en 1973, la Guerra Fría sigue ahí. Argelia se ha independizado apenas hace once años y ha basculado hacia la órbita soviética. Cuando una potencia quiere atacar a su enemigo lo ideal es que la guerra se la haga otra. Este fue el caso de la URSS en Argelia, que Occidente se tragó sin pestañear y con la rendición de De Gaulle, abandonando a los patriotas franceses a su suerte. De esa frustración habría de surgir la Organización del Ejército Secreto (OAS, Organisation de l’Armée Secrète).

El Sáhara Occidental se había convertido en un bocado apetecible para cualquiera de los que habían metido su nariz en un asunto exclusivamente español, pues fue España quien puso en valor un territorio que hasta entonces no era disputado por nadie, con apenas población y que empezó a crecer gracias al descubrimiento de los yacimientos de fosfatos de Bu Craá, al sureste de El Aiún.

Así que cuando Franco llegaba al final de sus días, no sólo Marruecos ve la oportunidad de hacerse con el botín del Sáhara Español. Es Argelia quien está detrás del Frente Polisario, que comienza una escalada de atentados contra las fuerzas militares y policiales españolas situadas en la provincia. Este error mayúsculo por parte del Polisario, el de hacer la guerra para otro, acabó en la ruina de todas sus aspiraciones. El final habría sido diametralmente opuesto de haberse mantenido fieles a España, que pretendía llevar a cabo un referéndum consultando la voluntad de los auténticos nativos del Sáhara, sin intromisión de la población introducida por Marruecos.

Con un ejército español que había controlado absolutamente la situación, pese a las bajas causadas en esa lucha por parte del Frente Polisario, estamos en las últimos meses de vida de Franco. Marruecos prepara la “Marcha Verde”: un plan que consiste en invadir la provincia española mediante la entrada de 300.000 ciudadanos marroquíes que serán publicitados ante la opinión pública mundial por la claque mediática occidental como auténticos saharauis que quieren volver a sus tierras de origen.

El artífice de este plan es el mismo personaje que se entrevistó con Carrero Blanco la víspera de su asesinato, Henry Kissinger. Estados Unidos presiona diplomáticamente a España para que ceda ante la Marcha Verde, de lo que es informado el propio Francisco Franco, pero éste, lejos de plegarse, viejo conocedor de un enemigo con el que se había batido en su juventud, responde: “Si Marruecos quiere la guerra, la tendrá”.

Sin embargo la salud del Caudillo empeora gravemente, hasta el extremo de que el Príncipe de España, Juan Carlos de Borbón, preside el Consejo de Ministros el 31 de octubre de 1975, donde comunica al Presidente del Gobierno, Arias Navarro, y a sus ministros su intención de ponerse al frente de la situación en el Sáhara. Lo que no cuenta en esa reunión es que ya ha enviado a Washington a su hombre de confianza, Manuel Prado y Colón de Carvajal, a entrevistarse con Henry Kissinger.

Entre tanto, el Frente Polisario habiéndose dado cuenta de su grave error, había rectificado y en un comunicado emitido en París, apoyaba el referéndum que tenía pensado organizar España, pero su cambio de postura llegaba demasiado tarde.

El 2 de noviembre de 1975, Juan Carlos de Borbón visita las tropas españolas en El Aaiún . Su memorable discurso sólo es comparable con el de su coronación como Rey, donde juró defender los Principios Fundamentales del estado que iba a desmantelar en poco tiempo. En El Aaiún sonó su firme voz diciendo: “España no dará un paso atrás, cumplirá todos sus compromisos, respetará el derecho de los saharauis a ser libres. Se hará cuanto sea necesario para que nuestro ejército conserve intactos su prestigio y honor” y “No dudéis que vuestro Comandante en Jefe estará aquí, con todos vosotros, en cuanto suene el primer disparo”.

El 6 de noviembre de 1975, la Marcha Verde invade la provincia española. Kurt Waldheim, Secretario General de la ONU, pide a Marruecos la retirada inmediata del Sáhara.

El 9 de noviembre de 1975, Hassan II ordena la retirada de la Marcha Verde, con el pacto en el bolsillo entre Estados Unidos, Juan Carlos de Borbón y Marruecos. El día 12 comienza la Conferencia de Madrid entre España, Marruecos y Mauritania, controlada por EE.UU.

El 14 de noviembre de 1975 se produce la famosa Declaración de Madrid sobre su provincia del Sáhara (acuerdo tripartito de Madrid). Por ella se entrega a Marruecos casi todo el territorio, 200.000 Km cuadrados, que incluyen, naturalmente, los yacimientos de fosfato. 70.000 Km. Cuadrados, de la zona sur, pasan a Mauritania, de los que se deshará más adelante, de modo que queda hasta el día de hoy todo el antiguo territorio español en manos de Marrruecos, contraviniendo todos los acuerdos de la ONU sobre su descolonización.

El 20 de Noviembre fallecía el que había sido Caudillo de España durante casi cuarenta años, tras varias semanas de lucha contra la muerte en un hospital público y ajeno al final de toda esta historia.

Todo esto se urdió a las espaldas del Presidente del Gobierno de España, Carlos Arias Navarro, y de las Cortes, que fueron simplemente informados de los hechos consumados. Juan Carlos movió sus hilos a través de peones de confianza como Manuel Prado y Colón de Carvajal, Alfonso Armada y Comyn, Nicolás Cotoner y Cotoner y Torcuato Fernández Miranda.

Para Estados Unidos el litoral atlántico del norte de África es además algo más que fosfatos, es la puerta de Europa, como quedó demostrado con su invasión de Sicilia en 1944. Marruecos es siempre un aliado seguro, con el que hacer, además, buenos negocios.

Y ya sabe, estimado lector, que para Estados Unidos “España cuando tiene poder se vuelve peligrosa”, como dijo en su día el cerebro de toda esta conspiración que hemos descrito y relatado: Henry Kissinger.

JORDI PLA

Fuente principal: Documentación desclasificada como secreta por el Gobierno de los Estados Unidos de América:
https://www.cia.gov/library/readingroom/docs/CIA-RDP80T00942A000800130001-2.pdf

Integrantes de la Marcha Verde agitan banderas de EE.UU

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate