Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

MEMORIAS DE ÉL Y YO. MIGUEL SERRANO

 

La obra de Miguel Serrano es como su vida. Una montaña rusa. Si en sus primeros escritos se explayaba sobre Mitos del Inconsciente con ese espíritu mágico chileno tan propio, después desarrolla un misticismo hitlerista del cual, si se entiende como algo poético no pierde belleza, para algunos espiritualmente satisfactorio y para la mayoría, simplemente, infumable.

Con todo, nadie puede negar que Miguel Serrano fue uno de aquellos caballeros nacionalsocialistas de los que ya casi no quedan.

Por ello no hemos centrado en sus muy interesantes Memorias distribuidas en cuatro tomos.

Este primer volumen describe la infancia y juventud del autor, quien en su relato busca las raíces del drama de la infancia en las estirpes y en la tierra de un Chile mágico, con sus montes sagrados, para finalmente centrar la atención en su generación y terminar con la trágica muerte de su amigo el escritor Héctor Barreto.

El acontecimiento que ha dado título a esta obra aparece aquí relatado: el descubrimiento del «yo», desprendido e independizado de su «él», ser que pareciera saberlo todo y que estaría pensando la vida del autor.

A.MARTÍN


FRAGMENTOS

 

“Todos aquellos pueblos, tribus, familias o castas que se saben depositarias de un legado, de una misión, de un «principio divino», son guardadoras instintivas de su sangre, porque «saben» que es allí donde el mensaje se guarda y se transmite.”
Pág. 47.

“Cuando mi padre regresó al campo no le vi inmediatamente. Estuvo largo tiempo reunido con mis abuelos en el escritorio de la casa. Creo que fue después del medio día cuando me tomó de la mano y me llevó al jardín; caminó conmigo y se detuvo debajo de los árboles, donde tuviera mi accidente en el caballo. Se paró allí y estuvo un rato contemplando las copas de los árboles. Me acarició el cabello y, levantando un brazo hacia las nubes que se movían lentamente, impulsadas por un viento tibio y suave, me dijo: «Allí arriba se fue tu mamá. Ahora está en el cielo…».”
Pág. 98.

“Estuve muerto, diez y seis días muerto. Tal vez hoy, con la parafernalia tecnicista y con la inmensa maquinaria en que se ha transformado el negocio de la medicina materialista, habrían detectado mi definitiva muerte cerebral, declarándome apto para donar mis riñones, mi hígado, mis ojos, como si fueran pernos, tuercas, bujías, y cargarlos en la cuenta del cirujano que hace el trasplante, con una buena tajada para el hospital.”
Pág. 190.

Además, os dejamos un enlace para la descarga del último tomo. Todos, los cuatro, están disponibles en la Red.

http://www.freepdf.info/index.php?post%2FSerrano-Miguel-Memorias-de-El-y-Yo-Volumen-4

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies