EL MISTERIO DEL GRIAL

“La búsqueda del Grial, es en esencia, una vicisitud interior. No se trata, como experiencia, de algo similar al éxtasis místico. Es, más bien, un poder primordial que llega a ser positivamente evocado. Quien sabe asumirlo es cualificado para los altos cometidos oscurecidos de la leyenda y que son, en realidad, su núcleo central”.

JULIUS EVOLA

Gran libro del Maestro Romano Julius Evola publicado en 1937, en plena Era del Fascismo en Europa y en la etapa ascendente del III Reich alemán, esta “ola de inquietud europea” (José Antonio) que Intentó en pleno Siglo XX la regeneración de una Europa que hoy parece encaminarse resueltamente hacia su definitivo ocaso.

El Grial más que un determinado objeto o “copa”, algo físico, se trata realmente de un símbolo de un centro espiritual que conecta directamente con la Tradición Primordial Nórdico-polar y la mítica Edad de Oro. Tiene por tanto un carácter Metahistórico y Metareligioso, además tiene más conexión con el principio guerrero que con el puramente contemplativo. Como señala Evola “es curioso que en todos los textos, los custodios del Grial o del lugar en el cuál se manifiesta, no sean de los sacerdotes, sino de los caballeros, de los guerreros y, además, que aquel lugar venga descrito no como un templo o una iglesia, sino como una corte o como un castillo”.

A lo largo del libro, Evola detalla la influencia que su simbolismo tuvo en diversas corrientes de pensamiento y acción tradicional, especialmente durante la Edad Media y en el Renacimiento dentro del marco del Sacro Imperio Romano-Germánico, el I Reich, donde se intentó imponer la concepción gibelina, es decir la tentativa de realizar, organizar y unificar Occidente bajo el signo de un Imperio Sagrado, por encima de las arrogancias y pretensiones de un Papado fundamentalmente ENEMIGO (hoy lo estamos viendo a la perfección) de Europa y de la metafísica imperial.

A lo largo del libro desfilan temas como el Ciclo Olímpico, el tema hiperbóreo, la tradición céltica y la misteriosa raza sagrada y solar de los Thuata de Dannan, el Ciclo Artúrico, leyendas y mitos relacionados con el Grial (el Preste Juan, el Árbol del Imperio, el Señor Universal, el Rayo, la Lanza, el Rey Pescador, la Sede del Grial). Luego movimientos y organizaciones que de forma directa o indirecta tuvieron relación con el Mito: templarios, cátaros, Fieles de Amor y la poesía trovadoresca en general, Dante y la Tradición Hermética, órdenes de constructores (inicialmente ligadas principalmente al templarismo y otras órdenes ascético-militares) y que finalmente acabaron degenerando en la moderna, aberrante y subversiva Masonería especulativa actual, germen de las revoluciones modernas antitradicionales y democráticas; finalmente los rosacruces…

Estos últimos, los rosacruces, cadenas iniciáticas que al parecer surgieron por todo Occidente tras la liquidación de los templarios en el Siglo XIV, al menos continuaron aunque fuera ya de forma subterránea, la conexión de Europa con la Tradición Primordial, pero con la Guerra de los Treinta Años se produce el derrumbe definitivo, la Paz de Westfalia de 1648 que supuso definitivamente la victoria de la subversión del “humanismo” renacentista (antecedente directo del liberalismo y del individualismo) y del protestantismo sobre los fundamentos reales y sagrados del Sacro Imperio (principio del fin de los Imperios español y alemán); era el establecimiento de la Modernidad con todas sus consecuencias y vertientes a cual más demoníaca (liberalismo, marxismo, anarquismo, evolucionismo, freudismo, etc), pseudo-civilización negadora y radicalmente opuesta de la Tradición cuyos gérmenes empezaron a asentarse en el Siglo XIV con la destrucción de la Orden del Temple. Simbólicamente esos Rosacruces (nada que ver con el actual rosacrucianismo que constituye una grotesca y moderna parodia) según sus últimos textos del Siglo XVII “decidieron retirarse a la espera de tiempos mejores”, o como decían los gibelinos del Medievo cuando “el laurel vuelva a reverdecer…”

Libro en definitiva muy recomendable, en él se analiza uno de los grandes símbolos de la cultura occidental precristiana, su lectura apasionante nos ayudará a comprender el mundo actual en el que vivimos y cuáles han sido sus orígenes, así como ciertas fuerzas de poder que lo rigen y dominan en esta Edad Oscura o Kali-Yuga, la “Tierra Baldía” de la leyenda artúrica, un mundo en el que los hombres diferenciados del resto de la masa se ven obligados a vivir (más bien sobrevivir), luchando (física, psíquica y espiritualmente) contra las potencias del caos y de la subversión para ganar así la Inmortalidad.

JOAN MONTCAU

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate