Morir
en el viento
del suicida.

Morir combatiendo
la única muerte
de un guerrero.

Morir
por el filo del sable
de muerte ritual.

Morir
sabiendo que morir
no es más que mejorar
el instante último.

Morir de olvido
como morimos todos
finalmente, a los pies
de un tiempo criminal.

Morir de rosas
de crisantemos
de flores de ciruelo
atravesadas por un grito.

Morir del otro lado
del mundo
donde haya un guerrero
dajo el sol.

Morir imperial
sin pedir perdón
enfrentando al enemigo
y siendo muerto por él.

Morir
caudillo del cielo
solitario jefe
de un idioma.

Morir
con el sol en la frente
como mueren los nuestros.

Morir
de rodillas al sable
al símbolo divino
de los tiempos.

Morir
de caballos desbocados
de ideogramas en la frente
de seppuku, al amanecer.

Morir
del otro lado
de las cosas.

Morir con honor
por el acero entrañable
decapitado por el camarada
más querido.

Morir de mar
de isla
de corceles antiguos
de estampido.

Morir
de sangre nueva
junto al escudo medieval
de los guerreros.

Morir
y olvidarse de un mundo
sin honor.

Morir incomunicado
aislado por el ruido
que el enemigo trajo
para ayudarnos
a morir.

Morir con honor
como un samurai
como un poeta

Yukio Mishima.

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate