MUERTE NATURAL

Es momento de seguir trabajando entre todos sin dejarnos influir por los regalos envenenados que nos inducen a conformarnos como si todo estuviera mejorando.

Por desgracia no es así. La falsa sensación de salida de la plandemia es creada para inducir la percepción de que las inyecciones génicas experimentales funcionan, pero el efecto es el contrario.

Una vez más estas ideas son creadas por el relato pactado y los cambios de terminología implementada por protocolos médicos y estadísticos malintencionados que provienen de muy arriba.

Alterando el etiquetado de pacientes y exitus consiguen que las masacres no ocurran tanto en plantas Covid como en cardiología, neurología, digestivo, psiquiatría, urgencias… escapando al conocimiento de la población que podria tratarse de efectos adversos graves de inocularse.

Los protocolos médicos dan orden de desvincular el aumento desmesurado de exceso de muertes por diversas causas, calculado en unas 100 personas diarias en España, de las campañas experimentales de inoculación.

Por tanto, dicho en plata, se mueren más personas que los dos años anteriores, pero no lo hacen en una planta del hospital sino en otra o en su casa, trabajo y calles. Esos datos no llegan a ustedes porque no se reportan.

Desde mediados de 2021 para cualquier médico observador es notable el aumento de eventos trombiticos como ictus, infartos, tromboembolismo pulmonar, trombosis abdominal con isquemia de asas, arritmias, miocarditis , insuficiencia cardíaca, hematomas espontáneos, infecciones muy fuertes, cólicos renales y CÁNCER… preexistentes reactivados (recidiva) o debut (nuevos y fulminantes) en un estadio muy avanzado.

Si usted o un familiar suyo inoculado ha contraído o fallecido hace poco por algo así, a buen seguro no le habrán dicho que pueden ser efectos secundarios de lo que son, incluso tienen orden de negarlo, lo cual es MENTIR.

Si no se investiga cada caso concreto es tan falso afirmarlo como negarlo, pero no lo es si miramos las estadísticas y las cruzamos con las campañas de inoculación.

Mueren y enferman más pero en diferentes plantas del mismo hospital; como siempre cambios de nombre determinan la falsa ciencia.

Se ve claramente en el espectacular aumento del dímero D en los análisis, eso tampoco se puede ocultar y los internistas lo saben aunque callen.

Trombos de gente muy sintomática que no se ven en el TAC, sangre envenenada.

Desde el tercer pinchazo es demoledor; muerte de ancianos por sepsis, trombos, insuficiencia cardíaca, hemorragias, neumonías PCR positivas …

Muchos de ellos estaban bastante sanos con su edad y habían sobrevivido a sus dos dosis previas.

Las familias no quieren saber la verdad incómoda y dicen “era mayor”, pero también era mayor hace dos años, y lo sería dentro de diez, pero se están muriendo JUSTO AHORA.

¿Se “es mayor” con 70 años? ¿Se “es mayor” con 85? ¿Se “es mayor” con 95? ¿Alguien se ha dado cuenta de que entre morir con 70 y hacerlo con 90 hay ¡ VEINTE AÑOS DE VIDA! que les pueden haber robado para supuestamente combatir un resfriado que ni siquiera cogieron en lo peor de la “pandemia”?

También se está viendo un aumento descomunal de complicaciones en gente más joven desde 50 a 65. Los Boomers inoculados están cayendo masivamente.

Es triste comprobar la cantidad de personas a las que les están acortando la vida ante la aceptación de sus propias familias “era mayor”.

Los desvanecimientos son habituales; en la calle, en el trabajo, en su casa y pasan por accidentes.

Muchos llegan con traumatismos craneoencefálicos y tampoco son catalogados como consecuencia de las agujas siniestras.

¿Cuántos accidentes serán por pérdida de control del coche, por mareo, parada o arritmia? Tampoco se cuentan.

Lo cierto es que no solo los médicos sino cualquier persona que observe está viendo que se muere demasiada gente a su alrededor, que surge cáncer donde no había o estaba controlado desde hace años, y una serie interminable de patologías incluidas las psiquiátricas, suicidios, depresiones, mal humor…

Estas muertes y patologías repentinas deben ser investigadas por las autoridades sanitarias y políticas para buscar o descartar su relación con las falsas vacunas. Están engañando y mintiendo a la población mundial como nunca antes en la historia de la Humanidad.

La actitud mansa de los que no quieren saber porque les incomoda es su mayor arma, el que no se hagan preguntas los convierte en colaboradores necesarios.

La próxima vez que fallezca un amigo, un familiar o el progenitor o abuelo de alguien recuerde la frase mágica “era mayor” o “tenía una enfermedad previa” que todo lo justifica y que tranquilizaba los allegados liberándolos de la incómoda verdad de reconocer que ellos los convencieron y los llevaron a pincharse un experimento porque “todos lo hacen”.

Sí, falleció de muerte natural… porque es natural morirse cuando le inyectan a uno tres dosis de ARNm sintético experimental rodeadas de coadyuvantes tóxicos.

FERNANDO LÓPEZ-MIRONES

euskalnews.com

https://t.me/elaullido

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate