EL NACIMIENTO DE UN MOVIMIENTO HISTÓRICO

“Luego que la tierra hubo sepultado también esta estirpe, en su lugar todavía puso Zeus Cronida sobre el suelo fecundo otra cuarta, más justa y más virtuosa, la estirpe divina de los héroes, que reciben el nombre de semidioses, raza que nos precedió sobre la tierra…

Y luego, ya no hubiera querido estar yo entre los hombres de la quinta generación, sino haber muerto antes o haber nacido después. Pues ahora es cuando existe la estirpe de hierro. Nunca durante el día van a estar sus hombres exentos de fatigas ni tampoco durante la noche dejarán de ser aniquilados, sino que los dioses les procurarán ásperas preocupaciones. No obstante, también se mezclarán alegrías con sus males…”

HESÍODO


 

                          04-III-1934: EL NACIMIENTO DE UN MOVIMIENTO HISTÓRICO

Hace 85 años, concretamente un 13 de febrero de 1934 se firmó un acuerdo de fusión entre los dos grupos de carácter nacional-revolucionario y fascista que entonces había en España: por un lado las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista de Onésimo Redondo y Ramiro Ledesma Ramos, fundadas por los mismos en Octubre de 1931 (los prolegómenos datan ya de principios de año: La Conquista del Estado, semanario “Libertad”, las Juntas Castellanas de Actuación Hispánica), y por el otro la Falange Española de José Antonio Primo de Rivera y Julio Ruiz de Alda, por ellos fundada también un mes de Octubre pero de 1933 (aunque los prolegómenos datan de Marzo-Abril de ese año: El Fascio, Fascismo Español, Movimiento Español Sindicalista), dando lugar al nacimiento de un nuevo Movimiento político ya Histórico: la Falange Española de las JONS.

Aquel acuerdo trascendental tendría su manifestación pública, el 4 de marzo en el Teatro Calderón de Valladolid, en un mitin que intentó ser boicoteado por el PSOE, dirigiendo el diputado socialista Remigio Cabello un feroz y criminal ataque armado a la salida, y que finalizó con el vil y cobarde asesinato del estudiante de medicina Ángel Abella por parte de varios militantes del PSOE, el mismo PSOE que hoy habla de manera torticera y demoníaca de “Memoria Histórica”, eufemismo al uso tan repetido e impuesto de forma totalitaria en la actual y podrida plutocracia y partitocracia hez-pañola, y que realmente esconde una manipulación, tergiversación y falsificación de la Historia de la España reciente sin precedentes.

Como dato curioso, añadir que éste fue el único acto donde conincidieron y hablaron juntos estos cuatro fundadores  ya míticos: Ramiro Ledesma Ramos, el Precursor como lo denominara el gran Ernesto Giménez Caballero (aunque así también podría considerarse a Onésimo Redondo, recordemos sus inicios sindicalistas en 1928-31 con el Sindicato Remolachero de Castilla la Vieja y el partido de trabajadores) ; el ya citado Onésimo Redondo, Caudillo de Castilla; José Antonio, el Mártir; Julio Ruiz de Alda, héroe del Plus Ultra. Los cuatro caerían salvajemente asesinados en 1936, cuando España estaba en plena Cruzada de Liberación Nacional contra la misma gentuza, chusma y escoria que hoy se ven afectados de tanta “desmemoria histérica” y que están volviendo a conducir a nuestra Patria hacia un nuevo precipicio y abismo, quizás mayores que los de entonces…

Aquel nuevo Movimiento político, mezcla de ascética y de milicia en palabras del que poco después se convertiría en su I Jefe Nacional, José Antonio Primo de Rivera, sentaría las bases de lo que ya por entonces denominaban como “Revolución Pendiente” (y que hoy desgraciadamente lo sigue estando), pero también fue el caldo de cultivo que muy poco después serviría para alzarse y destruir un orden injusto y canallesco, una República criminal y genocida cada vez más marxistizada y que hoy nos quieren presentar los tarados de turno y los sinvergüenzas de siempre como “modélica”, “progresista” y “tolerante”.

Como dijo el gran León Degrelle, de la Falange Histórica surguió una élite verdaderamente excepcional, tanto en lo militar como en lo intelectual, la Cruzada de 1936-39 primeramente y la División Azul después (1941-44, sin olvidar a los falangistas integrados en las Waffen-SS  de 1944-45 y entre los que se encontraban algunos que defendieron Berlín en 1945), dieron FE de ello, como también los falangistas que combatieron heroicamente junto con unidades del Ejército a los invasores comunistas (los famosos “maquis” apoyados por los aliados) de 1944-48 en un intento por parte de éstos por reeditar una nueva y fraticida guerra civil en nuestra Patria, hasta aniquilarlos por completo.

Como decía Thomas Carlyle “puede ser un héroe lo mismo el que triunfa que el que sucumbe, pero jamás el que abandona el combate”, y desgraciadamente la Falange primigenia sucumbió con la desaparición de sus mejores hombres en los campos de batalla.

SIEMPRE FIELES A SU SAGRADA MEMORIA    !!! PRESENTES!!!

Joan Montcau

 

 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate