NACIONALISMO: CARA Y CRUZ

Las naciones no son una simple circunstancia histórica coyuntural (basada en un territorio, población o lengua determinados) ni mucho menos un mero contrato histórico social (producto de voluntades individuales, a la manera roussoniana).

Por el contrario, son realidades históricas eternas e inmanentes, entidades verdaderas existentes por sí mismas dotadas de sustantividad, alma colectiva y unidad de destino en lo universal.

A esta entidad superior llamada nación ha de subordinarse el individuo, de manera que quienes integren dicha colectividad nacional se pongan en marcha para cumplir con la misión histórica encomendada a aquélla.

Existe no obstante un tipo de nacionalismo primitivo, cuasi telúrico, cerrilmente pegado al terruño, que acaba por conducir a los miopes individuos que lo profesan hacia un “chauvinismo” harto palurdo, el cual impide que puedan apreciar las grandes verdades que adornan a la Patria nacional común.

En España, tal nefasta modalidad de nacionalismo se da especialmente en su periferia (aunque no sólo, pues en cada una de las 17 taifas autonómicas se promueve el “hecho diferenciador”), cayendo en el separatismo puro y duro, algo muy propio de esos países que atraviesan por épocas de profunda decadencia histórica idénticas a la que nosotros atravesamos en el presente.

Dicho nacionalismo, sabiéndose artificioso, espurio y falso, recurre a manipular por sistema el pasado, las tradiciones y el sentimiento de amor a la Patria amén de explotar el victimismo a fin de propiciar el autoengreímiento de unos individuos acomplejados y/o frustrados que necesitan sublimarse como colectivo con la hipotética creación de un nuevo Estado.

Un nuevo Estado (en absoluto “nacional”, entendido éste como el esfuerzo organizado de una nación para cumplir con su destino histórico, sino liberal) que, de implementarse en algún momento, será indefectiblemente una réplica del presunto Estado opresor (también liberal) del que pretendía separarse, con análogas burocracias asfixiantes y oligarquías apátridas.

CACHÚS 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate