Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

UN NECRÓTICO SISTEMA SE COBRA SU NUEVA OFRENDA DE SANGRE

Cuando agentes de la Guardia Civil pillaron a la negroide infanticida moviendo el cadáver de su víctima, el menor de edad GABRIEL CRUZ RAMÍREZ: TODOS SOMOS ANA JULIA QUEZADA, por el chulesco pseudopoeta Luis García Montero (actual presidente del Instituto Cervantes, designado a dedo para el cargo por el oKupa de la Moncloa, el mismo que ahora desgobierna en el Falcon con la Bego… quién sabe si además cohabitan con su experto en Marketing electoral, el pepero Iván Redondo).

Cuando se procede a la detención de BERNARDO MONTOYA, confeso homicida gitano de la joven Laura LUELMO HERNÁNDEZ, por efectivos de la misma Benemérita: TÚ TAMBIÉN ERES EL ASESINO DE LAURA, con rúbrica de un mindundi multiculti (el supuesto periodista Raúl Solís) a la par que campeón de lo imbécil (aplicando su propia premisa, él es de igual modo responsable: debería pues presentarse en dependencias policiales para su inmediata detención, que le exploren el recto por si esconde algo chusco ahí dentro, pasar unas cómodas noches en calabozo…).

Sin olvidar las horteras rimas póstumas de otra anónima con necesidad de su nanosegundo de gloria, una tal Rosario Troncosa (correr la vida, correr juntas haciendo Footing… corretear como pollas, lenguaje inclusivo, sin cabeza hacia ninguna parte).

Cada vez que crímenes como los citados demuestran la más elemental de las lógicas (que las mujeres, la inmigración masiva o las minorías étnicas pueden ser potencialmente asesinas porque así es la bípeda Naturaleza), se pone en marcha el rodillo de la maquinaria de la progresía, del marxismo cultural, de la ideología de género, de la (anti… contra…) Europa, de la impostada guerra entre sexos, etc. generando polémicas paralelas como esos artículos para desviar el foco del mosqueo generalizado (que nadie se atreva a indagar en la ulterior causa de los delitos porque es el Machismo, punto).

Y otras distracciones al estilo del baboso sesgo informativo de voceros mediáticos como La Sexta o la intervención en el Congreso de los Diputados de la podemoide Ione Belarra (antes de parlotear háganos el favor de lavarse con lejía esa bocaza). Algún día, por cierto, la comunista formación morada informará (al detalle) sobre qué carajo implica eso de las políticas públicas…

De su negativa a la Prisión Permanente Revisable (que es un efectista parche jurídico a falta de la necesaria Pena de Muerte), fácil es la explicación: escaquear a sus pistoleros compis etarras (con cientos de Víctimas del Terrorismo a sus espaldas pero que siguen saliendo de la cárcel como los mojones expulsados por un ano hiperactivo), al golpismo mal llamado catalán, a la violencia callejera de guarros grupúsculos de paranoias zurdoideológicas (siempre presente Víctor Laínez Muntané) como las que procesan los, las, les, lxs de Pablemos Azotador Macho Alfa… Y empatizar con cualquier indeseable (de la Hispánica Nación o venido de más allá de sus fronteras) que la desprecie, la envidie, la odie.

Los enemigos de la Patria (de izquierdas, también de derechas: el cobardísimo de Marianico, Cifuentes, el rexionalista galego de Feijóo, Gallardón, etcétera) no pueden jugarse ni el control de los millones de eurazos para legislar la exageración de violencias e igualdades, ni el dineral regalado al oenegeísmo afecto (como los golems de Soros aunque mamando de la ubre del erario público), ni los sueldos de los miles de cargos enchufados (el nepotismo, por ejemplo, del caos de consistorio sometido a la berruga de Colau) que han perseguido, rebajado, enconado, humillado socialmente al hombre europeo heterosexual a paradigma del machirulo opresor que perpetua no sabemos que onanista fábula sobre el Patriarcado (el gen criminal del varón que eructó Carmena, la otra viperina alcaldesa del cambio… peor imposible).

Los derechos de las mujeres (empoderadas o coherentes) en este país no están (en absoluto) en duda, mucho menos vilipendiados: derecho a la educación, derecho al voto, derecho a la sanidad, derecho al empleo (extenso etcétera). Hasta se contempla el más que dudoso ídem a la interrupción voluntaria del embarazo (eufemismo de aborto puro, duro, crudo: dos seres humanos entran en el quirófano… una sola persona sale de él viva).

Que nadie se lleve a equívocos si cree que en estos momentos existe el voto útil (otro lavado de muchísimos cándidos cerebros) porque es formar parte activa de semejante ignominia: el Café Para Todos, la Monarquía Parlamentaria o la Democracia Constitucional (que no guarda semejanzas respecto al milenario Dêmos Krátos de la Polis ateniense) implica, entre otros ascazos, eso… MUERTE.

La de Gabriel podía haberse evitado si la endófoba corrección impuesta e imperante hubiese permitido investigar el fallecimiento de la menor de las propias hijas de la psicópata del Caribe que salió volando (cual Superman de parvulario) por una ventana (su otra hija, de más edad, consciente, madura, nada de nada quiere saber de su afroprogenitora)… Y unas fronteras nacionales que no produzcan vergüenza ajena.

La de Laura podía haberse evitado si el Código Penal estuviera a la altura de las circunstancias, no permitiendo que un reincidiente (condenado a dos décadas por otro delito de sangre, más alguna tentativa de violación, robos varios…) hubiese salido de nuevo a la calle. Uno de los salvajes de un clan familiar con un extenso historial delictivo (se apresuran ahora los Mass Mierda a entrevistar a sus allegados para dejar constancia de como maldicen al descarriado: conviene que el populacho vea solo al macho depredador, no al desecho incorregible que en realidad siempre fue).

La maldad, al igual que la imperfección, existe, es inherente al ser humano, por mucho que alucinados como el de la moción de censura o la de Cabra sentada a su siniestra en las Cortes Generales (androfóbica… misándrica…) vomiten lo contrario a lo que dictan las expertas élites en la materia.

La máxima responsabilidad de tan luctuosos sucesos recae en quienes los perpetran, sin embargo…

Cuando quienes acaben en el camposanto (nadie lo desea) sean los hijos e hijas de las caraduras siglas poltroneras…

Cuerpos a los que se les arrebató violentamente el alma, con signos de agresión sexual, arrojados a un hediondo pozo como basura, golpeados hasta su extinción física, dejados a la intemperie sin apenas ropa, en proceso de putrefacción…

Será entonces cuando perderán los estribos, saborearán tan mórbido jarabe democrático, sí querrán legislar en caliente (el asunto colea desde, al menos, la aberración e impacto ciudadano que supuso el crímen de Alcácer… jamás esclarecido), se pasarán por las gónadas los Derechos Humanos del acusado o de la acusada en los que (con atroz cinismo) se excusaban, exigirán a gritos aplicar al reo el Garrote Vil (el mismo que despreciaban por franquista)…

A quien corresponda: sigan depositando la papelina en las urnas.

HERR NEIN


 

Todos somos Ana Julia Quezada

http://luisgarciamontero.com/2018/03/18/todos-somos-ana-julia-quezada


https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2018/03/18/todos_somos_ana_julia_quezada_80775_1023.html


Tú también eres el asesino de Laura

Existe una estructura política, cultural, económica y hasta estética que legitima los asesinatos de mujeres a la misma vez que respiramos.

Tú también eres el asesino de Laura


Correr siempre hacia la vida: DEP, compañera

https://www.lavozdelsur.es/correr-siempre-hacia-la-vida-dep-companera/


 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies