Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

NEUS CATALÀ Y SU MEMORIA CENTENARIA

La verdad es que a la recientemente fallecida Neus Català, izquierdista radical, no se le podrá negar jamás su entrega a la causa “antifascista”. Dedicó su vida a combatir al fascismo y denunciar sus crímenes (de los asesinatos y genocidios del comunismo ignoro si alguna vez los sacó a colación, denuncia o recuerdo, incluido el de Nin). Doña Neus fue, además, superviviente de dos campos de concentración nazis y escapó, sobreviviendo hasta llegar a vivir un siglo. Estaba yo escuchando las elegías póstumas de tal señora luchadora marca Duracel, cuando veo una ráfaga de una entrevista suya, en la que la anciana afirmaba que cuando las mujeres embarazadas en los campos de concentración daban a luz, los malvados nazis asesinaban a los recién nacidos estampándoles la cabeza contra la pared.

Ignoro si ella fue testigo directa de tal horrenda acción o si era costumbre conocida en los campos (como la fabricación de jabón humano o la artesanía de pantallas de lámpara a base de piel de judío gaseado o las cabezas reducidas que se elaboraban mediantes técnicas jíbaras como narraba un tal Poliakov). Sea como fuera que obtuvo tal información, me llamó poderosamente la atención que tal tipo de práctica infanticida ya se estilaba por los alemanes contra los neonatos belgas durante la primera guerra mundial y que tal cosa no fue más que propaganda denigratoria de la peor especie.

Como líbrenme los dioses de minimizar, dudar o relativizar el holocausto único habido que me creo como dogma que es indubitable e intocable y me obliga la legislación vigente a creer firmemente, sólo puedo manifestar que parece mentira el poco espíritu de renovación asesina de los alemanes cabezas cuadradas. Para nada se me pasa por la imaginación que tal señora chocheara o que a los guionistas del holocausto se les haya ido la mano en la recarga de tinta…

No he podido dormir con la imagen del niño con la cabeza estampada contra la pared, máxime cuando es una historia tan veraz que se ha repetido docenas de veces en diversos recuerdos y momentos a lo largo de la historia.
Lo dicho, un horror nazi más que reprobar como las almohadas rellenas de pelo humano y otras atrocidades de credibilidad obligatoria por ley.

EL CENIZO

Be Sociable, Share!

    1 thought on “NEUS CATALÀ Y SU MEMORIA CENTENARIA

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies