Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

OBJETIVO REPÚBLICA (V)

Los protagonistas de primera línea ya son conocidos de todos. Sin embargo la trama que apoyaba el desmembramiento de España es mucho más profunda de lo que nos han mostrado los medios de comunicación, comprometidos en la labor de trilerismo, consistente en rebajar la gravedad de lo que acontece con vistas a que la población baje la guardia ante el problema.

España está siendo atacada desde diversos flancos, algunos visibles y otros no tanto. A veces desde frentes que parecen contrapuestos y otras en que las piezas encajan a simple vista. A veces hay valor para denunciarlos y otras el analista prefiere callar.

El más conocido dentro de la farándula de enemigos de España es George Soros. No es necesario extendernos en su curriculum de pirata internacional, en particular su protagonismo en 1992 por haber doblegado al Banco de Inglaterra, tumbar la libra esterlina y embolsarse casi 1.000 millones de dólares en menos de 24 horas.

Su Open Society Foundations ha venido actuando a cara descubierta en todas las causas antiespañolas, desde la invasión de mercancía humana que llega a nuestras costas en barcos para desguace, hasta el apoyo a los independentistas catalanes, pasando por la financiación de algún conocido diario de extrema izquierda cuyo nombre ni queremos mencionar. Esta financiación que la Open Society Foundations viene haciendo a dicho diario viene a ser tinta de calamar respecto al verdadero papel de George Soros en España.

Como decíamos antes, la salida en helicóptero de Artur Mas del Parlamento de Cataluña para librarse del acoso de las masas enardecidas por el descubrimiento de corrupción a mansalva en la autonomía catalana fue el detonante del plan independentista que se puso en marcha con Zapatero, a través de su tumbado estatuto. Corría el año 2012 y la Open Society Initiative for Europe, OSIFE, de Soros tomaba posiciones en Barcelona. Comenzó inyectando financiación al Centre D’Informació Internacionals a Barcelona (CIDOB) y al Centro de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB), beneficiados con un reguero de cientos de miles de dólares de la Open Society Foundations (OSF).

Para el proyecto “Acceso a la ciudadanía en España: una cuestión de discriminación” CIDOB obtuvo 25.000 dólares y para “El proyecto del Raval: dar voz a quienes no pudieron votar”, otros tantos. En ambos casos se trataba de acciones emprendidas para involucar a las masas de inmigrantes sin papales en el proyecto separatista.

El CIDOB actúa a modo de oficina portavoz de las relaciones exteriores de la Generalitat de Cataluña y ha venido defendiendo los mismos puntos de vista de política internacional que Hillary Clinton y Obama.

De todos es sabido la creación de “embajadas” catalanas. Como caja de resonancia de estas actividades anticonstitucionales de la Generalitat ha estado siempre el Diplocat, entidad que ha actuado a la sombra e inspiración de Independent Diplomat (1,6 millones de dólares recibidos de la G. de Cataluña), otra de las organizaciones de la galaxia Soros.

En la misma línea independentista figuran los 250.000 dólares para el programa: “¿Democracias envejecidas? Participación política y valores culturales entre las personas mayores en Europa” donados por Soros al CCCB.

También Soros intervino ante el gobierno de Noruega para apoyar el secesionismo. Entre ambos las OO.NN.GG. de Ada Colau y David Bondía recibieron 500.000 euros para fomentar el secesionismo. Es inadmisible el papel que ese gobierno escandinavo ha venido desempeñando para desestabilizar la política española. Sin su apoyo, Ada Colau jamás habría llegado a ser alcaldesa de Barcelona. Al menos 4,5 millones de euros del gobierno noruego han sido identificados y repartidos en una serie de organizaciones afines al secesionismo. Norwegian Helsinki Committee era la la organización que gestionaba los fondos noruegos, financiada también por la Open Society Foundations.

El 11 de abril de 2013, el experto en revoluciones de colores, George Soros, es presentado en Barcelona como una especie de San Francisco de Asís por Jordi Vaquer Fanés, director a la sazón del CCCB y actual Director regional para Europa de la Open Society Foundations así como codirector de la Open Society Initiative for Europe. O sea: un empleado en nómina. En la conferencia el separatista catalán hace un elogio de las inicitivas llevadas a cabo por su patrón en distintos lugares de la geografía mundial, como en Sudáfrica. En Cataluña, siguiendo el paralelismo implícito que se deduce de la presentación de Vaquer, los negros serían los catalanes, sometidos al apartheid por los blancos españoles. En dicha conferencia el propio Soros tiene la desvergüenza de sacar a relucir su pasado en Hungría durante la II Guerra Mundial, algo que este judío debería de callar por razones que cualquiera puede averiguar por sus propios medios en la Red. El vídeo está disponible en el propio portal del CCCB para el que lo quiera disfrutar.

Pese a que se trata de un personaje prácticamente omnipresente en el ‘Process’, el nombre de George Soros ha sido evitado todo lo posible por las distintas cadenas de televisión españolas y la mayoría de diarios, en particular por los de la derecha liberal. Donde hay sólo interés económico no hay patriotismo, hay miedo.

JORDI PLA

Be Sociable, Share!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    diecinueve − siete =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies