ONG’s Y EL “VOLUNTURISMO”

En los años 90, ya ha llovido, cayó en mis manos un ejemplar de la revista “Integral” en la que un ciudadano del llamado “tercer mundo” comentaba, jocosamente, que la ayuda de las ONG’s se diluía en su propio mantenimiento y propaganda. Vamos que de lo que recogía la ONG a lo que llegaba a los necesitados, se perdía la mayoría en la propia existencia y sostenimiento de la organización no gubernamental.

En aquella época nació el “volunturismo”, gente que estaban dispuestos a viajar, sobre todo a viajar,  a países con problemas a realizar voluntariado con ong’s de lo más variopinto. Las más de las veces eran turistas en safari de pobreza y volvían con muchas fotos y artesanía local, ayuda real más bien nada o poca… Eso sí, volvían a occidente con una aureola de “joven solidario” que te cagas.

Servidor se planteó ir a través de una de estas ong “vacacionasolidarias” a prestar sus servicios profesionales, ya saben “era joven no sabía lo que hacía, necesitaba el dinero…” Me llamó la atención que en esa ONG, lo único que querían de ti era dinero para los “proyectos en marcha”, pero los que iban a esos proyectos, los que hacían el turismo solidario, eran siempre los mismos, es decir, los directivos de la ONG y amigos varios…

Aunque ateo convencido, tengo amigos en el clero que me indicaron informarme de las misiones que tenía la iglesia católica en las zonas deprimidas. Así fue, me pidieron un currículum y se concertó una reunión en la que me plantearon las cosas como son, sin vaselina, a saber: que un voluntario en el terreno tenía unos costes y un provisionalidad que no les interesaba, que ellos ya tenían personal religioso instalado en el terreno por tiempo indefinido y que era mejor pagar a profesionales del lugar, autóctonos, que la voluntariedad bien intencionada pero efímera. Me indicaron que si persistía me fuera con los “combonianos” que exigían unos cursos preparatorios previos y un compromiso firme de permanencia prolongada para evitar el “turismo oeneJeta”…

La conclusión que saqué en aquellos años fue que mejor colaborar con la iglesia, por mucho que me jodiera, que con cualquier ONG al uso. La iglesia llevaba siglos haciendo cosas en los países necesitados y tenían estructuras eficaces con personal motivado por su fe y con mantenimiento, financiación  y sostenimiento asegurado por Vaticano S.A.

Hoy me sorprende un artículo que adjunto, de una jovencita que, oh sorpresa, ha descubierto lo que hace ya 40 años muchos sabemos, que el “volunturismo” de las ong es para hacerse fotos y poco más.

Nosotros, los malos, siempre hemos defendido que lo mejor para evitar la inmigración masiva hacia occidente era dejar a Europa intervenir masiva y directamente en los países de origen (la mayoría desgobiernos títeres de sátrapas o gorilas con unioformes vistosos y de fantasía) y solucionar los problemas. Por ello hemos sido acusados de “neocolonialistas” y ¿saben qué les digo? que llámenlo como quieran, pero sería lo mejor.

EL CENIZO


 

‘Volunturismo’: ir de voluntaria a África y descubrir que perjudicas más que ayudas

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate