OTRA DE EXCUSAS RAJOYESCAS.

Por paranormal (o no…) que parezca, los vaivenes en la actual cúpula de poder posibilitan que el Marianismo se siga imponiendo en el susodicho seno del PP sobre la Aznaridad o el hacer de muleta, con poca performance de disimulo, para la agenda hispanofóbica del Frente Popular siglo XXI.

De ilusiones a este respecto, nada de nada, jamás. Tan mísero es uno como la otra. Lo único que cambiaría serían las formas chulescas de aquel del bozo bajo la napia (que pactó con el secesionismo, olisqueaba el ano a Bush hijo) en comparación con el cobardazo de la barba (que incumplió sus promesas electorales: frenar en seco las degeneradas legislaciones del mandilón de la ceja). El fondo es en ambos casos de un vacuo en mínimos de coherencia que provoca arcadas.

La última: ese chico, Pablín, segundo de su nombre (el joven pero a priori sobradamente preparado), ha decidido que las siglas que preside se marquen una reverencia al primerísimo de los Pablos (el neomarqués de Unidos Podemas). Progresía de la derechona.

Todo bajo la estricta observancia de las gafotas de Feijoó (que habla castellano en la intimidad: el resto en gallego medio autonómico medio nacionalista).

Los perjudicados está vez han sido (en el chanchulleo de aritméticas para conformar la mesa de lo que fueron Cortes Generales) los proisraelíes, monárquicos, prochicanos, liberales, etc. de La Vox.

Pese al cabreo de la verdosa formación, bien sabe (obvio…) que esos feos van sumando simpatías de la plebe a su causa. Y futuribles votos que les acercarían en lo demoscópico a los herederos de Fraga e incluso al llamado Sorpasso en próximos comicios.

Léanse sinó los mensajes vía el más conocido servicio de Microblogging con rúbrica de Casado Blanco (*) como de su inseparable García Egea (**) escurriendo responsabilidades directas en el salivazo a la zurdaca ideológica que impera a sus anchas.

Y como siempre, a quien corresponda: sigan escogiendo las papelinas de los medio hombres (sin el par que le colgaba a Blas de Lezo) del charrán en las urnas. Que luego no valdrán quejas por la incomidad del dedo ahí donde no llega la luz del Sol por culpa de las decisiones masocas de los peperos. Tercos… Flácidos…

Así es El Democracio. No será porque sucesivas generaciones de la disidencia patriota no advirtieron (seguimos haciéndolo) de su pútrida naturaleza.

(*) En las elecciones ofrecimos España Suma a Cs y lo rechazaron, regalando dos victorias a Sánchez. Ayer ofrecimos un pacto para la Mesa del Congreso a Vox pero se negaron, regalando un representante a la izquierda. La división del centro y la derecha es el salvavidas de Sánchez.

(**) Gracias a VOX, en la mesa no estará José María Espejo (Cs) que luchó contra el golpe de Estado desde la mesa del Parlament de Cataluña. Gracias a VOX será sustituido por Pisarello, aliado de Colau y los independentistas.

HERR NEIN


Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate