PARÁBOLA DE LOS 10 JUSTOS

Y dice así (más o menos):

Llegado el día en que la maldad se adueñó de Zamora y Gomera e incluso considerando que la primera no se conquistó en una hora, el buen Dios convocó al patriarca Abraham -mucho antes de que éste se convirtiera en el papá de los pitufos- y le comunicó la inmediata destrucción de ambas ciudades como castigo a su lascivia y desenfreno.

Y Abraham que era puro entre los puros, tanto que hasta le llamaban el Farias de mal nombre, se propuso liderar la reconversión de aquellos a los que consideraba separados de su propia ortodoxia pues es sabido que los autoinvestidos elegidos hablan por la boca de Dios, no por referencias ni por un vecino, ¡qué va!, es el mismísimo Benito el que dicta por sus bendecidos labios. ¿Que donde fueron ungidos?, oiga mire, pues no lo sé, pero si empezamos a ponernos estupendos dejo aquí mismo el relato.

Vale, pues eso: que Abraham se propuso encontrar 50 justos, pero no eso de “ahí, ahí”, no: tenían que ser justos, pero justos de cojones.

Y Abraham lo pensó mejor y dijo: ¿50 no serán muchos, Diosito?

“Venga, que sean 30” dijo el Dios en su infinita misericordia.

-Escucha, ¿y no podrían ser 20?

-A ver Abraham, ¿qué te crees que esto es el rastro?

-No hombre, pero es que tipos tan, tan, tan puros como yo entran 4 en el kilo.

-Pues venga, 10 de ventaja y te doy la revolución en bandeja sin tener que hacer nada más que poesía y tocarte la flauta dulce.

Y así fue que Abraham comenzó a teclear en feisbus pensando que el poder celestial de la biblia recitada en prosa o en verso haría temblar los pilares del mal democrático. Y otorgando títulos o condenas según se miraba los huevos, no llegó a encontrar 10 tipos que pensaran al pie de la letra como él. Sorprendido ante tamaña zafiedad, decidió por-que-yo-lo-valgo proponer la destrucción de todo porque “Dios mío, si no lo hago yo que se jodan los que vienen detrás”.

Y al tiempo: todos, unos y otros, los mártires y los fracasados, los que fueron presos y los que nunca fueron a visitarlos, los puros y los díscolos, los que murieron y a los que mataron… cayeron en un profundo olvido que nadie recordó jamás…

LARREA  EN/2020

Be Sociable, Share!

    1 thought on “PARÁBOLA DE LOS 10 JUSTOS

    1. Yo lo tengo claro. Tenemos que servir a la España del siglo 21. Con toda nuestra admiración a nuestros héroes de la primera mitad del siglo 20. Y de épocas anteriores. Sin ceder en su juicio histórico. Tenemos que mancharnos de mierda en este siglo pues es el que vamos a dejar a nuestros hijos. Y yá sé que no es ni mucho menos perfecto lo que vamos a conseguir, pero intentaré que sea lo más parecido a mi ideal de Patria y Justicia . Y lo digo con todo el respeto a camaradas y hermanos que dicen que prefieren permanecer quietos y en pie en un mundo en ruinas. Yo prefiero pelear
      e intentar dejar a los mios un mundo menos mierda

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate