PERLAS DE LA HISTORIA: STALIN

Iósif Vissariónovich Dzhugashvili, al que solemos conocer por su nombre artístico de Stalin, tenía un desarrollado sentido del humor que no todos solían comprender. Durante la guerra mundial, sobre todo en los peores momentos, fue amigo de gastar pequeñas bromillas sin importancia a sus inmediatos colaboradores… entre ellos Vladimir Nosenko, el hombre a cargo del desarrollo de la marina de guerra.

En aquellos momentos todo el liderazgo de la Unión Soviética estaba en continuo contacto y Stalin y Nosenko se veían a menudo. Normalmente Stalin recibía sus informes, daba sus órdenes y ya… pero a veces Stalin, sin venir aparentemente al caso veía a Nosenko entre sus subordinados y decía algo así como “¿Qué coño haces aquí? Yo había ordenado que te ejecutasen…” Tras lo cual Nosenko pasaba tres o cuatro noches de abyecto terror, esperando a que dos agentes de la KGB lo arrestasen… Sin embargo en la siguiente reunión Stalin lo miraba y le decía “Vladimir, ¿tú sabes que era broma?”… Una vez, yendo con Beria por un pasillo se cruzaron con Nosenko, y Stalin le dijo a Beria “Beria, hijo de la gran puta incompetente, ¿no te ordené que matases a este cabrón?” Otras tres o cuatro noches de abyecto terror… hasta que Stalin, en otra reunión, le decía “Vladimir, ¿tú sabes que todo era broma?”… y todos, Nosenko el que más, reían el chiste del Jefe.

Y así toda la guerra… Al final de la misma Stalin se reunió con todo su equipo y le preguntó “¿Por qué creéis que hemos ganado?” Hubo bastantes respuestas: la superioridad de la doctrina marxista; el patriotismo del pueblo ruso; el valor del ejército rojo… y, desde luego, el liderazgo inigualable de Stalin, gran capitán… Stalin escuchó asintiendo todas las respuestas, dio por buena sobre todo la última y añadió. “Todo eso es cierto, pero os habéis olvidado de algo no menos importante… no importa lo mal que estuvieran las cosas, nunca perdimos la moral ni el sentido del humor… mirad, por ejemplo, NOSENKO Y YO NOS PASAMOS TODA LA GUERRA GASTÁNDONOS BROMAS…”

La historia tiene un final feliz. Stalin murió. Eso no tiene nada que ver con su broma, pero toda historia que concluye con las palabras “Stalin murió” es una historia con final feliz…

JUAN LLAMA

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate