PERONISMO

Numerosos tratados han sido escritos en aras a desentrañar la verdadera naturaleza del por otra parte poliédrico justicialismo (también conocido como peronismo), doctrina política que marcó un punto de inflexión en el siempre complicado devenir de nuestra hermana nacion Argentina.
Tanto que, desde sus inicios allá por los años 40′ hasta la fecha, muchos allí han continuado llevando la antorcha justicialista, al punto de adoptar durante todo este tiempo las formas más diversas e incluso estravagantes por contradictorias entre sí: el peronismo bolchevizante de Montoneros, el peronismo neoliberal de Menem, el peronismo neomarxista de los Kirchner, etc.
La realidad es que el justicialismo primigenio, el genuino, el puesto en marcha por el ya mítico general Perón y su no menos mítica esposa Evita (a cuyo gobierno España debería estar eternamente agradecido por su ayuda en los aquí dificilísimos años de postguerra) fue una auténtica “tercera posición” (superadora de la dialéctica liberal izquierdas/derechas) frente a los materialismos triunfantes (el capitalista y el comunista) tras la conflagración mundial de 1939-1945 y, por tanto, hermanado con los movimientos nacionales europeos del período de entreguerras.
Nada que ver, pues, con los numerosos regímenes autoritarios de corte ultraderechista surgidos a lo largo y ancho de Hispanoamérica durante el siglo XX casi siempre al dictado de Washington (caso del de Pinochet en Chile, el de Batista en Cuba o el del clan de los Somoza en Nicaragua), de los cuales se diferenció (un poco en la línea de los de Getulio Vargas en Brasil, Velasco Alvarado en Perú o Pérez Jiménez en Venezuela) por su liderazgo carismático, marchamo populista, sentido de la justicia social, carácter antioligarquico y vocación antiimperialista (esta última plasmada en el eslógan “Ni yanquis ni marxistas ¡Peronistas!”).
Sin lugar a dudas, un movimiento sobre el que convendría detenerse más a menudo.
NO NOS ROBARÁN LA HISTORIA NI LA MEMORIA.
CACHÚS
Be Sociable, Share!

    1 thought on “PERONISMO

    1. Desgraciadamente, el Peronismo primitivo y genuino ha sido modificado a una especie de marxismo-liberalismo que no ha sacado de la crisis perpetua a la sociedad argentina. En los tiempos de Perón, Argentina vivió una gran bonanza económica de la que pudo disfrutar España.

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate