Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¿POR QUÉ ODIAMOS A VOX?

A veces escribimos dando por supuesto que los lectores tienen asumido nuestro lenguaje, nuestro concepto inicial, nuestra visión de conjunto o interpretación de hechos políticos. Recibo multitud de mensajes por “guasap” criticando que nos metamos acerbamente con VOX, hay personas que no entienden la diferencia entre ultraderecha y fascismo o tercera vía, es más algunos creen que esta victoria aplastante del partido de Abascal es la “única forma de hacer cosas desde dentro”… Esta última frase la he escuchado siempre de labios de aquellos camaradas de los que nunca se volvió a saber nada y se pasaron al PP o a otras opciones “entristas”. No voy a explicar otra vez las diferencias entre ultraderecha y fascismo, ya lo han hecho otros camaradas e incluso historiadores como Payne, entre otros.

Hoy voy a intentar explicar el porqué criticamos a VOX y el porqué lo consideramos un señuelo, una trampa del sistema.

Hagamos para empezar un poco de memoria. Desde 1945 varias organizaciones han intentado “hacer política” desde opciones que, al menos formalmente, aceptaban el sistema liberal capitalista democrático de partidos imperante. Muchos de estos movimientos fueron ilegalizados, silenciados, perseguidos, boicoteados e incluso sufrieron atentados y asesinatos desde las cloacas de los diferentes Estados. Daba igual el “ropaje” que asumieran, el sistema los expulsaba de una forma u otra del “juego democrático”, acabando todos en el ostracismo o en la periferia del sistema, fuera de Matrix vamos. Todo ello, eso sí, en nombre de la seguridad de la democracia pues el fascismo y neofascismo, la nacional revolución, se consideraba un gran peligro para las libertades individuales y bla bla bla mientras el comunismo y los partidos comunistas gozaban de prebendas, parabienes y representación parlamentaria sin trabas ni menoscabos ni vilipendios.

Dando un salto, encontramos que en el último decenio varios han sido los partidos de “ultraderecha” que han surgido por toda Europa que nada tenían que ver con los partidos NR habientes. Casi todos ellos se han “cargado” electoralmente al resto o han dinamitado su propia embarcación (Fini y el MSI por ejemplo) diluyéndose en las derechas de toda la vida en cuanto han pisado moqueta. Sin embargo hace poco surge en Grecia, país quebrado, un partido “Amanecer Dorado” que siendo antisistema obtiene representación parlamentaria en el mismo sistema. Ya se sabe que cuanto peor vaya la democracia de partidos, mejor para las posiciones radicales. La crisis capitalista nos aboca a una sociedad en la que sólo se disfrutará, los que puedan, de libertades formales sin más trascendencia que el votito en las urnas. El sistema ve cómo un partido asalta el parlamento griego, no se puede consentir tal cosa, y con diferentes y arteras maniobras, se lo han cargado, como muy bien explicó uno de sus representantes en el parlamento europeo, en las pasadas “Jornadas de la Primavera”.

El sistema ve que hay un peligro ante una crisis galopante, el resurgir de posiciones extremas, de grupos hasta ahora marginales que pueden hacer pupa a su establecimiento, a su coto privado, a su modus vivendi, deben, tienen que actuar. Este resurgir es notorio en partidos “transversales” de coloración difusa que pretenden acabar con el bipartidismo y que encima obtienen brillantes resultados (UpyD en España, por mencionar uno…) también resurgen las izquierdas tiñendo su radicalismo de “popularización” y “movimientos sociales”, obteniendo resultados electorales fabulosos e inesperados sin “financiación” de la banca y afirmando “no nos representan” (15 M y PODEMOS) , estos movimientos pronto son amaestrados, caen en escisiones y abandonos, pìerden fuelle y por no perder a su electorado más fiel y poder seguir iendo “neocasta” se quita su careta y acaban mostrándose como lo que son, movimientos de izquierda radical que han camuflado su mensaje de siempre con cierto “populismo”.

Por si faltaba alguien en el baile y teniendo en cuenta que la abuela ya no puede parir, muchos electores muestran su descontento no votando o buscando opciones “protesta” a las que votar, surgen partidos de la nada o desde escisiones de la derecha tradicional ya en quiebra y plantean respuesta a posiciones que la derecha burguesa (¿habrá otra ?) había abandonado hace tiempo como la inmigración, el sentimiento patriótico, acabar con las autonomías, etc., sin salir del sistema económico liberal, sin ser “antisistema” y declarándose sionistas cuando no es éste un tema que preocupe lo más mínimo al común de los votantes; una declaración de principios innecesaria de apoyo a Israel, que ha llevado a término desde AO en Alemania, pasando por el FN francés y VOX en España.

Volvamos a VOX y a nuestro solar patrio, que de eso iba todo este artículo pedagógico. En España existe un voto, vamos a llamarle “patriota” que está “cautivo” desde la transición, cautivo y desarmado por su propia estupidez creyente que hay votos útiles, que sólo fue capaz de poner un diputado en una ocasión en el parlamento ¡¡ una sola vez !! no es para tirar cohetes, pero demuestra que el “público” existía. Desde aquella vez, nunca jamás movimiento alguno del ámbito patriota ha conseguido colocar a nadie en el parlamento, ni disfrazados, ni camuflados, ni travestidos de demócratas de toda la vida. Falta de medios, poca imaginación, personalismos absurdos, más jefes que indios, persecución de prensa reluciendo nuestras militancias extremas, ningún dinero, ningún préstamo concedido, nada de nada… Es decir de fracaso en fracaso hasta la derrota final… Pero ahora no se trata de analizarnos. Se trata de enseñar cómo nos está reduciendo aún más, si eso es posible, cualquier oportunidad de ser escuchados.

Tras la travesía del desierto en la que estamos desde hace un par de decenios, nuestro potencial electorado y el voto protesta se ha decantado por otras opciones. Ahora que la crisis se ha agudizado y frente al miedo sistemita de que pudiera repetirse un caso como el de Amanecer Dorado, surgen grupos de la nada, con financiaciones desconocidas, haciendo alarde de medios y ¡oh sorpresa! con toooda la atención de los medios que a nosotros nos ha sido siempre negada. He escuchado más veces hablar de VOX en estos meses que de Ciudadanos y por los mass mierda habituales, sobretodo la Sexta.

No quiero afirmar que todos los votantes o militantes de VOX sean torticeros, pero sí que el conato separatista de Catalunya les ha venido muy bien para darse a conocer y, encima, con la coreografía y acompañamiento floral y activo de patriotas que acudían a manifestaciones a agitar la bandera bubónica sin rubor alguno, camaradas que llevaban cuarenta años en el olvido o el sofá o votando al PP.

El PP la cagó con su meliflua actitud conciliadora, su corrupción choricera y su falta de gallardía, el nacionalismo separatista recogía sus avances tras años de desidia por parte de la derecha y el socialismo rosado incapaces de educar en patriotismo.

Así pues, en un momento de crisis territorial, económica, política y de hastío por parte de gran masa de electores, en vez de salir un grupo de nuestro ámbito, se le da cancha, cama, toalla y palangana en el burdel partitocrático a VOX que ha arrasado en las elecciones andaluzas.

Alguien ya pensará que soy un consprianoico… bien, puede, pero observemos los primeros movimientos tras la “gran victoria de VOX en andalucía”.

  • Los mass mierda poniendo el grito en el cielo por el “resurgir de la extrema derecha”.
  • Los partidos de izquierda extrema, desde Podemos a Izquierda Hundida y el resto de la fauna entonando el ¡No Pasarán! y proclamándose tumbas del fascismo el mismo día de la victoria de VOX y llamando a la movilización de sus desencantadas tropas (sus resultados electorales han sido muy malos).
  • El País, la SER y la Sexta avisando y anunciando el cataclismo con la irrupción de la “ultraderecha” y del “fascismo” en el parlamento andaluz, de hecho hablan más de VOX que del resto.
  • La derecha lloriqueando en noche de cisternas de váter por los resultados obtenidos… joder, van a tener que pactar con los “radicales” de VOX si quieren seguir poltroneando, ellos que estaban tan tranquilos robando y cobardeando en tablas.

En resumen, todos ganan. La izquierda tiene nueva forma de electrizar a sus huestes, el descontento se alinea tras VOX, la derecha (PP y Ciudadanos) van a tener que dejar de ser “centro”, la prensa nuevo juguete del que hablar y cualquier posibilidad de que se establezca un grupo antisistema a la mierda gracias a la “vacuna” de VOX.

VOX a la larga tampoco seguirá siendo beneficiado, los usarán, les darán alas y si obtienen parcelas de poder defraudarán, pues no podrán aplicar ni una de sus medidas o por falta de representación o sencillamente porque han mentido, no pìensan acabar con la inmigración ni pueden con un sistema liberal capitalista que ellos apoyan y que requiere mano de obra esclava, ni van a acabar con el Estado autonómico toda vez que ellos mismos van a participar en una y dudo sea para suicidarse, ni van a acabar con el separatismo pues habiendo estado casi todos ellos en el PP nunca lo consiguieron, bien por cobardía, connivencia o inutilidad manifiesta.

Vox ni va a cumplir nada de lo que predican, ni le van a dejar los demás partidos del sistema que viven de la teta autonómica, ni la prensa les hará tanto caso. Obsérvese el final de UpyD ya olvidado y piensen que se va a repetir su silenciamiento y final cuando ya no sean “utiles” al sistema de partidos.

Todo es una mentira enorme, VOX una vacuna contra posibles futuras propuestas virulentas, el sistema no admite que la reacción ante sus injusticias se canalicen a través de partidos “PELIGROSOS” y tras el futuro fracaso y decepción de VOX, a ver quién cojones convence de nuevo al electorado…

Empecemos a mirarnos en el espejo de los troskistas, los anarquistas y demás fauna antisistema, porque no vamos a jugar jamás en la liga de los “ganadores”, acomodémonos en la marginalidad porque con los tontitos de VOX, se han acabado las esperanzas.

Siempre nos quedará Roma, ellos vestían con trajes, nosotros de negro, moriremos, se nos olvidará, desapareceremos, pero lo haremos con el honor y dignidad de una fidelidad inquebrantable.

EL CENIZO


 

El fascismo que viene

Miles de académicos se ganarán la vida durante siglos estudiando por qué ocurrió lo que empieza a ocurrir ahora

https://elpais.com/elpais/2018/11/30/opinion/1543593007_278724.html

Be Sociable, Share!

    10 thoughts on “¿POR QUÉ ODIAMOS A VOX?

    1. Estoy de acuerdo, pero parcialmente. No soy tan pesimista en las conclusiones

      A mi VOX me da mucho repelús, nunca les votaría. También creo que muchos jóvenes que ahora se acercan a VOX, se pueden acercar a ideas socialpatriotas, NR, etc

      Ahora estamos en la fase de “Ilusión”, los votantes de Abascal son ahora mismo los podemitas de 2014 / 2015. Más nos vale reflexionar acerca de lo que va a pasar después de que VOX decepcione a cientos de miles de españoles. Hablo en clave electoral, claro está, no estoy hablando de sociedad civil, ni asociacionismo, ni de batalla cultural, etc etc

      Otro aspecto interesante será el de los esquejes que irá dejando VOX por el camino. Ahora todo el mundo se apunta a caballo ganador, pero cuando esta gente no pille “cacho”, tratarán de formar sus propias organizaciones a nivel local, municipal, provincial, etc… como le pasó a UPYD, como bien dice el artículo

      Hay que analizar lo de ayer, y lo que está por venir en los próximos meses, a 2 o 3 años vista. Y hay que anticiparse, ser “proactivos”. Después de la ilusión vendrá de la desilusión, y ahí es donde hay que vender el producto, la idea: “Estos de VOX eran demasiado moderados, necesitados una fuerza de ULTRADERECHA real, no una “ultraderechita” formada por peperos”

      2019 será el año de VOX, y muy probablemente hasta 2020 o 2021 no se habrán desgastado lo suficiente como para desilusionar a su electorado…

    2. Magnífico análisis. Después de leer y escuchar tantas estupideces y torpes excusas para cambiar de chaqueta se agradece que alguien llame a las cosas por su nombre. Vox es lo que es y no lo que a algunos les gustaría que fuese.

    3. Estando de acuerdo con el fondo del mensaje sigo pensando que aparte de que moriremos con la Revolucion pendiente(hay que a veces soñar y a veces ser realista y bajar a la Tierra y disfrutar con lo que hay)a mi me descojona este momento de histerismo antifascista gracias a VOX.
      Y de paso todos mis respetos por alguien que se jugo la vida en sus años jovenes junto a su padre en pleno Pais Vasco,con solo eso y ver el video del ayunt de Llodio año 2003 me vale para tratar a Abascal de valiente,haya sido del PP o de lonque sea.

    4. Otro apunte, no estaría de más retratar a todos los “históricos” que están prestando su apoyo público a VOX. Entiendo que alguien de 18 o 20 años se pueda sentir interesado por VOX, no me parece mal, pero gente que tiene 50 o 60 años, que ha vivido los años ochenta, los noventa… y que ahora estén apoyando a VOX, me parece lamentable

    5. Análisis certero al 100%. Lo que tampoco significa que deje de votar a VOX en las próximas elecciones, como ya lo hice en el pasado con otras opciones similares.

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies