¿QUIÉN ES QUIÉN?

Vivimos tiempos complicados, oigan.

¿Qué?, ¿que no?.

Hoy pinché (por azar) un consultorio médico acerca de la próstata y casi de inmediato me llovieron ofertas de la afamada pastilla azul (por cierto, 3×2 en marca blanca, 6 cajas pedí). Miedo me da escuchar tarantelas en el Spotify… ya estoy viendo a Luca Brasi derribando mi puerta.

Lo cierto es que lo saben todo de nosotros, y lo que no, lo intuyen.

Conocen tu marca de calzoncillos, lo que comes y lo que bebes, tu consumo de agua o luz, saben dónde pasas las tardes “de fútbol”, conocen tu compra diaria y cuando te das un homenaje de tocino y morcilla, tu consumo exacto de whiskey e incluso tus gustos musicales: aquellas canciones en las que te refugias tozudamente cuando la realidad te sobrepasa.

Saben lo que piensas…

…Y tanto que lo saben.

Saben hasta lo molesto que -pobre de ti- pudieres llegar a ser si tus escuálidas opiniones circularan por ahí al libre albedrio.

“Estás paranoico Juanín”, tal vez, tal vez… pero hace ya casi una década escribí que las RRSS no durarían tal y como habían sido concebidas y… ¡bingo!.

A día de hoy se han convertido en un monopolio asfixiante del que resulta difícil sustraerse, un rodillo ideológico; y la libertad de expresar ideas propias es una quimera salvo que coincidan con el dictado del NOM en los asuntos que éstos abanderan con mano férrea: multiculturalismo, globalización, concentración del capital, de la producción, control de la natalidad, extinción de la familia como pilar social, alienación…

Pero, ¿quiénes son “Ellos”?.

Las “Élites”, sí claro, respuesta de Perogrullo, aunque también aquí delimitar quién es “Élite” y quiénes lacayos (poderosos lacayos cabría añadir, pero lacayos al fin y al cabo) es imprescindible para acercarse a comprender todo este entramado piramidal, porque en la cúspide apenas una docena de personas (que compiten entre ellos) acaparan todo el poder.

Como no es objeto de este ensayo poner rostro y apellidos a “los Mandones” (palabro que por cierto comparte raíz con mandil) una tarea ardua aunque en absoluto imposible, voy a proponer al lector que de hoy en adelante disfrute por purita curiosidad de aquel viejo juego: “¿Quién es quién?”.

Además de divertirse siguiendo las pistas, se sorprenderá con las coincidencias.

La dinámica del juego (muy sencillo por otra parte) trataba de ir siguiendo las pistas que se recibían hasta concluir de manera cabal la identidad oculta del personaje en cuestión.

Por no hacerme demasiado largo, juguemos:

Andaba yo años ha recorriendo el Bósforo en una patera de esas turísticas salpicado por la grasienta espuma del mar y asediado por gaviotas hostiles, cuando entre las suntuosas y carísimas mansiones que jalonan la ribera europea y la asiática, el guía informó con dedo índice “ésa es la vivienda del Cónsul español”.

Asombrado por el palacete turco adjudicado por nuestro gobierno a su representante me pregunté de quién se trataría.

¡Joan Clos!, nada menos que el antiguo alcalde socialista de Barcelona.

Clos, médico de carrera (que ya me dirán qué tiene que ver con la Diplomacia) y familia de posibles, amplió su formación en EEUU y en la prestigiosa universidad de Edimburgo especializándose en virología y gestión sanitaria.

Antes de entrar en política fue Presidente de la Sociedad Española de Epidemiología, además de participar en distintas sociedades relacionadas con la gestión de la Sanidad Pública.

Su época de primer edil de Barcelona está jalonada de proyectos urbanísticos con brutal impacto económico que le valieron acusaciones por parte de las AAVV de especulador.

Zapatero decide rescatarlo de la alcaldía y lo nombra Ministro de Industria Comercio y Turismo. Posteriormente Embajador en Turquía y Azerbaiyán, Subsecretario de la ONU para el “Programa de Asentamientos Humanos”, finalmente galardonado con la Medalla Jane Jacobs que otorga la Fundación Rockefeller en agradecimiento por los servicios prestados.

En julio del 2019 fue contratado por Quim Torra como “experto en el Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible de Catalunya”, apenas unos meses después nuestro personaje asumía la presidencia de la Asociación de Propietarios de Vivienda en Alquiler (Asval), una organización de reciente creación impulsada por las grandes inmobiliarias españolas. Todo un “socialista” como ven.

Hablando de socialistas que no se han bajado de un coche oficial estos días, ha sido noticia Jordi Sevilla, Ministro de Administraciones Públicas con Zapatero que tras su sustitución por Elena Salgado (otra que tal) abandonó la política para integrarse en PriceWatherhouseCooper, una consultora de servicios profesionales y de negocio, la sexta mayor empresa privada de los EEUU, y que presta servicios de asesoramiento a las principales compañías, instituciones y gobiernos a nivel global.

La Compañía fue fundada en Londres en 1849 por Samuel Lowell Price, un joven contable de Bristol hijo de un humilde alfarero judío que se abrió camino en el mundo de las finanzas con pasmosa habilidad.

En el 2016 Jordi Sevilla entra en el equipo de asesores de Pedro Sánchez para su candidatura a la Presidencia de Gobierno. En el 2018 el valenciano es elegido -nada menos- Presidente de la Red Eléctrica de España.

El pasado año y tras mantener una larguísima disputa (que incluye las discrepancias por la “operación Hispasat”) con la ministro Teresa Ribera y con la Comisión Nacional de Mercados y Competencia, presentaba su dimisión, siendo sustituido por Beatriz Corredor otra exministro de Zapatero con un rosario de cargos públicos a sus espaldas, alguno tan jugoso como la presidencia del SEPES, la Entidad Pública Empresarial del Suelo. Por si esto fuera poco, recientemente fue nombrada vicepresidente del Patronato del Museo Reina Sofía en sustitución de Óscar Fanjul, que fuera el primer presidente de Repsol de la mano del histórico socialista Carlos Solchaga, miembro de la Comisión Trilateral (no olvidemos: fundada en 1973 por David Rockefeller) y hombre fuerte de Goldman Sachs en España.

Al final, oigan, todos los caminos llevan a Roma…

En una próxima entrega del “¿Quién es quién?” jugaremos con las pistas que a partir de lord Mountbatten nos llevarán nuevamente a personajes e historias sorprendentes.

LARREA  EN/2021

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate