Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

QUIÉNES SOMOS

los inmortales

SOLO PUEDE QUEDAR UNO

Estamos condenados.
Condenados a sobrevivir a golpe de rebeldía en una sociedad esperpéntica y cual Max Estrella, vestiremos de principios cada despertar y haremos de los valores propios, nuestro centro de gravedad.

Condenados a vivir eternamente en un mundo que no reconocemos, con seres inanimados de cartón piedra, fabricados en serie por una gigantesca máquina de tontos como churros.

Condenados a asistir a la ceremonia de los incapaces, de los tarados, de los mediocres, de los cretinos. Condenados a la cena de los idiotas, al banquete de los lameculos, de los huelebragas… condenados a vivir en Matrix.

Pero aceptamos el reto, nuestra razón lo exige. Os tomamos la palabra que nunca nos ofrecisteis y echamos a la talega el odio que nos acreditáis, usándolo como forraje de primera necesidad para nuestra travesía del desierto en que habéis convertido Europa. Es de comprender el disgusto que os lleváis cuando de tarde en tarde -tampoco damos pa más-, encargáis a algún lacayo con licencia para husmear, un informe de “la ultra” y remite un memorándum con dos palabras: “ahí siguen”.

Y es que no hay nada que joda más que tropezarte en tu propia fiesta con alguien que aborreces y al que dabas por muerto. Y no podemos decir que sintamos el disgusto ocasionado. Aquí estamos y estaremos por más que tengamos que atravesar océanos de tiempo; porque hemos defendido tantas veces la verdad frente a la historia vomitada, que en ocasiones solo alcanzamos a escuchar el eco de nuestras palabras.

Hemos despertado cientos de amaneceres buscando la luna en el reflejo de un charco, ambas manos crispadas en las rejas; con el recuerdo de aquella última puesta de sol ahogando el paso al lamento con un beso y la promesa de volver. Porque cargamos a hombros nuestra carne con la bandera de la patria como sudario. Porque seremos el último obstáculo que tendréis que superar para derribar los muros de ésta nación y esto solo lo podréis hacer apartando nuestros cadáveres.

Nos sobran los motivos. Somos el estudiante muerto por la espalda cuando vendía un periódico. Somos el abogado que abandona la vida regalada para mirar de frente la boca negra de una docena de fusiles. Somos los que cuelgan por los pies en una desvencijada gasolinera. Somos el matrimonio que salta en pedazos en una carretera secundaria en Francia. Somos el poeta que sonríe -“será un honor”- cuando le comunican que lo atravesarán contra una pared. Somos los tres niños que empapan con sangre propia una calle en Roma. Somos el “Europeo que se expresa en francés” y se inmola en el altar de la regeneración. Somos los dos muchachos de Atenas. Y por supuesto, somos el joven que soñó con una juventud diferente y dejaron tirado en el portal de su casa.
Somos todo esto y mucho más…“la sangre en la nieve, la memoria de niños con uniforme, las cenizas humeantes de Hiroshima y Nagasaki”. Somos los que ponen nombres a las estrellas y nos saludamos con viejas palabras olvidadas.
Pero sobre todo, somos vuestra peor pesadilla. Porque, como veis, las generaciones pasan, pero los ideales perviven.
Connor Mac Leod, el tipo ese escocés que se levanta cada vez que lo matan en Los Inmortales; ese es un donnadie a nuestro lado. Somos los que tenemos la certeza de que, entre vuestro sistema miserable y nosotros, solo puede quedar uno.

Estamos condenados a vivir en Matrix, allá donde nada es lo que parece; un mundo virtual donde la libertad es el señuelo con el que un poder superior maneja a su antojo la vida de los aborígenes . Pero al menos, sabemos quiénes somos. Sabemos de dónde venimos, los pasos que precedieron a los nuestros; las plumas que escribieron nuestra historia y las espadas que forjaron nuestro destino.

Sí, sabemos quiénes somos y esperamos ansiosos el día en que Matrix salte por los aires; hemos aprendido a tener paciencia. Nos habéis enseñado vosotros.

LARREA   Julio/2014

Be Sociable, Share!

    17 thoughts on “QUIÉNES SOMOS

    1. Deberían colaborar con ustedes més: Guillermo Rocafort Buen líder) y Enrique Pascual (El mejor de marketing político).

    2. Sois unos crack, la leche, no sabía yo que una web así existía, hasta que lo dijo un conocido.

      ¡ARRIBA ESPAÑA, UNA GRANDE Y LIBRE!

    3. Al final, una conciencia libre traerá la dignidad al rebaño. Somos la sangre que resiste, el corazón que no deja de latir.El hálito de la esperanza, la voz del que sufre. Somos imperiales porque somos españoles.¡ARRIBA LOS VALORES HISPANICOS

    4. Pués ya va siendo hora … O vamos a esperar que caigan de maduros-podridos?
      Solo una señal. Solo una será necesaria. Arriba España !!!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    1 × uno =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies